Carriles exclusivos para colectivos, todavía en espera

Como no se definió la fecha para su habilitación los automovilistas ignoran la pintura amarilla.

Como aún no hay fechas definidas para su habilitación, los automovilistas conviven desde hace más de un mes con la señalización de los carriles exclusivos para colectivos, que atraviesan el centro de la ciudad por un trayecto de más de 5 kilómetros. Por ahora, todos ignoran la pintura amarilla que prohíbe el estacionamiento y se las arreglan para cruzar algunas esquinas con semáforos apagados.

El trayecto original de estos carriles comienza en la esquina de Belgrano y Colón. Allí se encuentra el primero de los 33 semáforos que tendrá el recorrido de 53 cuadras. El camino sigue por Belgrano después de la Avenida, cuando pasa a llamarse Alderete, y después hasta la esquina con Tucumán. Continúa por Tucumán para convertirse en Tierra del Fuego y Mitre. Luego, por Mitre hasta la Avenida, hasta llamarse Sarmiento. Allí, finaliza en la esquina de Ignacio Rivas.

Te puede interesar...

A lo largo de recorrido se puede ver tanto la cartelería vertical como la hizo horizontal, que marca las calles con una separación de línea amarilla y ojos de gato, así como la palabra bus que delimita el carril derecho con exclusividad para el tránsito de colectivos. En algunos sectores de Belgrano y otros de Mitre y Sarmiento se duplica el ancho del sector para el transporte público, y los micros tienen dos carriles para poder apearse o hacer sobrepasos.

Sobre Belgrano se colocaron siete nuevos semáforos que aún no fueron habilitados. En las esquinas más transitadas, los cruces se complican por la falta de señalización y la confusión que generan las luces de tránsito apagadas. En otros sectores, en cambio, el tránsito fluye con tranquilidad y no se hace necesaria su presencia.

Sobre calle Sarmiento se colocaron otros tres semáforos que están pendientes de habilitación. Desde el Municipio confirmaron que se encenderán sólo cuando los técnicos evalúen la eficacia de los carriles exclusivos y los pongan en marcha. Mientras tanto, permanecerán apagados y con un tránsito que se ordena por la libre voluntad de los que manejan.

Los carriles exclusivos para colectivos son una obra complementaria al Metrobús, que busca generar mayor agilidad para que el transporte público ingrese a las calles más céntricas de la ciudad. Antes de que terminara su gestión, el intendente Guillermo Monzani había ordenado la señalización de los 5,3 kilómetros que incluirían la prioridad para los colectivos.

PIEZA-CARRILES.jpg

Sin embargo, las obras se terminaron a pocos días del cambio de mando, por lo que nunca se avanzó con la reeducación de los automovilistas para adaptarse a las nuevas señales. Por eso, desde diciembre los automovilistas conviven con la pintura amarilla en la margen derecha de los cordones cuneta, así como los carteles que indican que está prohibido estacionar o circular a una velocidad superior a los 40 kilómetros por hora.

No obstante, la nueva gestión del gobierno anunció que los carriles serían sometidos a un proceso de evaluación, por lo que no se multaría a quienes dejaran el auto sobre los sectores amarillos. Así, los conductores sólo respetan los antiguos lugares prohibidos, que coinciden con las garitas de colectivo.

LEÉ MÁS

En primera persona: terminó en un barranco para evitar ser aplastado por un camión

Tensión por una toma de tierras en Bajada Pluspetrol

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído