Carta de amor a una cipoleña causa furor en las redes

Fue escrita hace 64 años y su nieto la recuperó.

Por Guadalupe Maqueda
maquedag@lmneuquen.com.ar

De otro mundo o, mejor dicho, de otra época. Una carta del 27 de mayo de 1952 causa furor en Twitter. Es la declaración de amor que le hace un hombre a una mujer cipoleña en el inicio de una relación que fue más allá de los 45 años de casados.

“Por medio de la presente, me dirijo a usted pidiéndole tenga la bondad en disculparme por lo que le voy a decir. Hace ya un tiempo tengo pensado en escribirle para decirle de mis simpatías por usted, simpatías que me gustaría convertir en algo, si usted lo deseara, pues tengo interés en formalizar un hogar y mis deseos serían hacerlo con una chica como usted”. La carta la firma Italo Severini y se la escribe a la por entonces señorita Rosa Martínez, de Cipolletti, cuando la dirección del destinatario podía ser algo tan simple como la “Chacra Diomedi”, y una propuesta de ese calibre exigía tales formalismos, impensados en los tiempos actuales.

Entonces, Italo nunca hubiese imaginado que su carta, tan personal, podría trascender en el tiempo, mucho menos que se viralizara en una red de comunicación inconmensurable, donde todo es posible y son miles los lectores.

El papel luce amarillento por el paso de los años, pero la letra se conserva legible. Su Rosa amada cuidó de esta joya, tan cara a sus afectos, y cuando ya no estuvo más lo hicieron sus nietos, que llevan los nombres de sus abuelos paternos y maternos: Italo José y Mercedes Rosa Severini.

Casualmente fue el primero de ellos quien al recordar a su abuela fallecida, cuando el pasado 4 de julio hubiese cumplido 86 años, tuiteó la carta que revolucionó la red social con más 3500 retuits y cerca de 9000 “me gusta”.

En diálogo con LM Cipolletti, el nieto Italo, conocido como Pitti, comentó que lo hizo en su memoria. “Los pude disfrutar muchísimo, eran muy respetuosos, todo el mundo los quería y muy unidos entre ellos. Iban a todos lados juntos”, recordó.

Descubrieron esta joya del siglo pasado luego de que falleciera su abuela, en marzo de 2014. Italo, su abuelo, ya había muerto en 2001. Mientras estaban en la chacra de Rosa, en Villa Regina, guardando sus pertenencias y donando otras, encontraron la carta dentro de un neceser. En algún momento, ella les había contado de su existencia, pero nunca la habían visto. “Es la única que tenemos y la primera”, indicó el nieto, de 28 años.

Encontrarse con esa carta, de puño y letra de su abuelo, y dirigida a la “estimada señorita”, que fue su abuela, los movilizó por completo. “Nos dejaron un legado muy hermoso”, expresó el tuitero.

Su historia comienza en 1952 cuando don Italo, hijo de padres que emigraron de Italia y se radicaron en Guerrico, conoció a Rosa Martínez, en Cipolletti, en la casa del tío Justo García. “Mi tío era primo de mi abuela y se casó con una hermana de mi abuelo”, precisó el nieto.

Se casaron, vivieron un tiempo en Roca y luego en Regina, donde tuvieron cuatro hijos y se dedicaron a la fruticultura. Uno de ellos, el más chico, es el padre del nieto tuitero, que quiso de esta manera recordar a sus abuelos.

“Lo hice para mis conocidos, aunque soy de tuitear seguido, no esperaba que se viralizara”, confesó Italo.

La respuesta

Una incógnita

En la carta don Italo espera “la gentileza” de que Rosa le responda. Pide que le diga si está conforme con iniciar una relación, que le escriba primero para luego verse y formalizar el vínculo. Todo hace pensar que la respuesta fue alentadora, ya que estuvieron más de 45 años casados. Sin embargo, la carta de Rosa es una incógnita.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído