Casadas y mamás, otra vez sin chances de ser la reina

En el Municipio mantienen la restricción hacia las mujeres con hijos.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Ni casadas, ni madres, ni mujeres con personas a cargo. El Municipio mantiene esta restricción para el nuevo concurso de reina de la ciudad, que hoy está en la etapa de inscripciones. No se hicieron cambios al reglamento pese a la fuerte polémica que se generó hace poco con Miss Mundo Neuquén, a quien le retiraron la corona por ser mamá.

En mayo de este año, cuando la joven modelo Tamara Fernández perdió el título de Miss Mundo Neuquén por tener una hija, se abrió un debate a nivel nacional que obligó a los organizadores a devolverle el premio. Entonces, el Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi) advirtió que la limitación hacia las mamás en concursos de belleza viola leyes de protección de las mujeres, como la Nº 26485.

Tres meses después, todo sigue igual. El concurso de reina de la ciudad, el certamen más importante a nivel municipal, continúa relegando a las mujeres con compromisos familiares. No sólo a las mamás, también a las que tienen acta de matrimonio.

El artículo 2 del reglamento indica que “por motivos de disponibilidad horaria y para poder representar a la Ciudad de Neuquén en concursos a nivel provincial y nacional, se requiere que las aspirantes a reina sean solteras y no tengan hijos ni personas a cargo”.

Cambios: Varios municipios eliminaron la restricción a las mamás para ser candidatas.

Pablo Rodríguez, director de Ceremonial y Protocolo, aclaró que esos requisitos no son excluyentes para inscribirse, pero sí funcionan como pautas para evaluar a las chicas. “El reglamento dice una cosa y tienen que cumplirla, aunque eso no le quita a nadie que se pueda presentar igual; una mujer de 80 años también se puede presentar, pero si reúne las condiciones es otro tema”, detalló.

Recalcó que “ninguna condición es sine qua non, sino la que más requisitos de todos tenga, y es sentido común que una persona con tres hijos no podría desempeñar el rol”.

Recordó que la limitación para madres y casadas está en todos los certámenes del país y el de Neuquén es uno de los más “aggiornados”. Señaló como ejemplo que en otros concursos “te ponen hasta la altura que tenés que tener”.

El funcionario indicó que no se hicieron cambios tras la polémica por Miss Mundo porque son condiciones “de disponibilidad horaria”. Y planteó como ejemplo que una reina “que tiene que viajar a Salta, si tiene una criatura no podría asistir a no ser que se la cuide la mamá”.

Aclaró que a la hora de evaluar a las aspirantes, el estado civil y la maternidad tienen el mismo peso que otras exigencias, como llevar cuatro años viviendo en la ciudad. Añadió que todo apunta “a que no sea un certamen sólo de belleza, que lo único que importe es la foto”, sino que la soberana asuma un compromiso. Además, recalcó que por eso este año las chicas van a apadrinar a una organización no gubernamental.

Sin embargo, el padrinazgo de una ONG no es taxativo. Si no tienen institución, el Municipio las ayuda a cumplir la tarea. No pasa lo mismo con las mamás.

Tathiana, la joven trans que les ganó a los reglamentos

En 2012, la joven Tathiana Brene aprovechó el concurso de reina de la ciudad para avanzar en la reafirmación de derechos de las personas transexuales. La chica tenía un documento en trámite que la reconocía como mujer, lo que le permitió participar.

De esta manera, Tathiana se convirtió en la primera chica trans en ingresar al concurso municipal. Como lo había previsto, no fue una postulante más. Su paso por el certamen obligó a los organizadores y al público a replantearse el concepto de mujer.

El día de la coronación no logró convertirse en soberana, pero se llevó el premio de ser elegida como mejor compañera por las otras 67 candidatas con las que compartió la experiencia.

Tras el debate por la ley de Identidad de Género, en algunos concursos incluyeron el requisito de “sexo femenino de nacimiento”.

Un criterio calcado en todo el país

No hay leyes que definan los parámetros de los concursos de belleza. Sin embargo, las cláusulas restrictivas son prácticamente idénticas en todos los certámenes del país, como si fueran el resultado de una larga cadena de “copypasteo”.

En el reglamento para el concurso de reina de la ciudad, además de la limitación a las mamás, se advierte que las chicas que resulten ganadoras deberán guardar un “buen comportamiento”, no podrán opinar sobre política o religión por redes sociales y no tendrán permitido usar el celular, fumar, bailar o hacer “manifestaciones de afecto con amigos o novios” durante los eventos.

Los párrafos que marcan las pautas de conducta de las soberanas están presentes con idéntica redacción en el reglamento de la reina de la manzana y en cientos de certámenes que se celebran por toda la geografía nacional.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído