Castejón: "Metrobús y los beneficios de los que no se habla"

El secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Neuquén dio su opinión sobre la obra del Metrobús.

Por Guillermo Castejón (*)

Neuquén es una capital en permanente crecimiento, donde todos los días confluyen más de 100.000 vehículos desde las localidades vecinas, que se suman a los casi 100 mil radicados en la ciudad; con más de 300.000 habitantes que no dan tregua al consumo del escaso espacio público. Esta situación obliga a proyectar y ejecutar obras priorizando el transporte público sobre el privado.

Te puede interesar...

Dentro de este marco, el metrobus, discutido, criticado, va a permitir desplazar más de 70.000 personas diarias a lo largo del corredor Avenida Del Trabajador con una reducción en el tiempo de transporte, mayor seguridad y comodidad para los pasajeros que también son parte del metrobus y de las que poco se habla.

Además, una cuestión de gran importancia son las mejoras urbanas que forman parte del proyecto realizado y que mejoran la calidad de vida de los vecinos del oeste neuquino: iluminación led que reemplazó oscuridad e inseguridad por claridad; pavimento por calles de tierra que cambiaron el barro por asfalto; obras hidráulicas que reemplazaron charcos por conducciones; obras de saneamiento que cambiaron el constante chapotear en aguas servidas por veredas y solados; refuerzo en conducción para agua potable, que también son parte del metrobús y de las que poco se habla.

La versión neuquina del metrobús, no es al azar. Profesionales del ministerio de Transporte de la Nación conjuntamente con apoyo de técnicos del municipio llevaron adelante este proyecto que, puesto en marcha, obliga a cambiar el comportamiento y costumbres en la movilidad de los usuarios transporte, adaptándose a la nueva modalidad en los desplazamientos: ahora hay que respetar límites de velocidad, cruzar por las sendas señalizadas, esperar los tiempos de los semáforos peatonales y respetar las normas de tránsito en general que también son parte del metrobús y de las que poco se habla.

También es cierto que las obras son obras, que empiezan y terminan, y que complican durante su ejecución, que incomodan y que seguramente perjudican a algunos pero claro, las prioridades son prioridades, el espacio público es público y las bondades de tamaña obra resuelve el transporte público de un sector en donde paradójicamente los usuarios del servicio lo han recibido con amplia conformidad.

También es cierto que la obra no está terminada en su totalidad, que indudablemente hay que completar veredas, rampas y mejorar sustancialmente espacios para aquellas personas con capacidades diferentes, y dentro de ese punto esta semana ya pusimos en marcha la totalidad de las tareas a corregir, y faltantes para completar la obra en tiempo y forma.

El tema de los accidentes es un punto aparte para tratar las relaciones entre los peligros, las conductas peligrosas y las obras a ejecutar.

Por otra parte, también es cierto que los que hacen seguramente se pueden equivocar y los que miran sacan conclusiones con el diario del lunes.

(*) Ingeniero. Secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Neuquén

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído