Castigan a japonés por irse 3 minutos antes a comer

La compañía expuso a su empleado en una conferencia de prensa.

Japón. El compromiso de Japón de abordar su lúgubre récord de equilibrio entre el trabajo y la vida personal se puso en entredicho después de que un empleado público fuera castigado por “habitualmente” escabullirse de su escritorio unos minutos antes para comprarse el almuerzo. El hombre, de 64 años, empleado de la oficina de obras sanitarias en la ciudad occidental de Kobe, fue multado y reprendido cuando se descubrió que había dejado su escritorio sólo tres minutos antes del comienzo de su almuerzo en 26 ocasiones, ean un período de siete meses.

Los altos funcionarios de la oficina luego convocaron a una conferencia de prensa televisada, donde describieron la conducta del hombre como “profundamente lamentable” y se inclinaron en señal de disculpa. Un portavoz de la oficina le dijo a la agencia AFP: “La hora del almuerzo es desde el mediodía hasta la 1 de la tarde. Él dejó su escritorio antes del descanso”. El trabajador había violado una ley de servicio público que requiere que los funcionarios “se concentren en sus trabajos”.

Te puede interesar...

Los medios locales informaron el incidente poco después de que los diputados aprobaran una ley destinada a abordar las horas de trabajo excesivamente largas de Japón. El mes pasado, la Cámara Baja aprobó un proyecto de ley que limita el tiempo extra a 100 horas por mes en respuesta a un aumento en el número de empleados que mueren por karoshi, o muerte por exceso de trabajo.

El gobierno fue obligado a actuar después de una protesta pública por la muerte de Matsuri Takahashi, un empleado de 24 años del gigante de la publicidad Dentsu, quien se suicidó en 2015 después de haber sido obligado a trabajar más de 100 horas extraordinarias al mes, incluyendo fines de semana. El caso de Takahashi provocó llamadas a una cultura laboral que a menudo obliga a los empleados a dedicar largas horas para demostrar su dedicación. En su primer libro blanco sobre karoshi en 2016, el gobierno dijo que uno de cada cinco empleados corría el riesgo de morir por exceso de trabajo.

En este caso, las salidas “ilícitas” para ir a comprar comida del empleado se descubrieron después de que un colega de alto rango mirara por la ventana de su oficina y lo viera caminando hacia un restaurante cercano que vende comida para llevar a la hora del almuerzo. La alta dirección calculó cuánto tiempo había pasado fuera de su escritorio y le descontó la mitad del sueldo de un día.

“La hora del almuerzo es desde el mediodía hasta la 1 de la tarde. Él dejó su escritorio antes del descanso. Lo hizo durante siete meses. Por eso se le descontó el sueldo“.Obras Sanitarias de Kobe. Parte de la declaración de un portavoz de la compañía

En las redes sociales lo defendieron

Los usuarios de las redes sociales saltaron en defensa del empleado de Kobe, con un usuario de Twitter señalando que, en promedio, había dejado su escritorio temprano solo una vez a la semana. Otros se preguntaban si la regla se aplicaría a quienes dejan sus escritorios para fumar o ir al baño. Otro dijo: “¿Qué pasa con todos los políticos que duermen en el parlamento? Deberían ser despedidos, entonces”. Según los informes, el empleado, que no ha sido nombrado, dijo que había salido temprano de la oficina para comprar el almuerzo porque necesitaba un “cambio de ritmo”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído