Cayó la anfitriona: prestaba la casa para realizar estafas

Sus últimas víctimas son de Chubut y vinieron a comprar un camión.

Una mujer de unos 50 años fue acusada por la fiscalía de participar de una estafa en la venta de un camión en Neuquén para la que prestaba su casa de Valentina Sur como punto de transacción, por lo que se la bautizó como “la anfitriona”. Allí arribó la víctima, oriunda de Chubut, quien entregó los 600 mil pesos que le pedían por el vehículo, que nunca recibió. El resto de los estafadores aún no fueron identificados y continúa la búsqueda.

Ayer se realizó una audiencia en la que el juez Mauricio Zabala avaló el pedido de la fiscalía y acusó a la mujer por estafa, en carácter de partícipe necesaria. Además, el magistrado fijó un plazo para la investigación de cuatro meses.

Te puede interesar...

El hecho ocurrió el martes, alrededor de las 8:45, cuando la acusada, junto con otras dos personas que aún no fueron identificadas, concretaron la estafa y se hicieron de un botín que asciende a los 600 mil pesos en efectivo.

Esta vez todo comenzó con la publicidad en un diario digital de Chubut sobre la supuesta venta de un camión, y no con la usual publicidad en páginas de internet dedicadas a la compraventa.

La víctima es de Comodoro Rivadavia y vio un aviso de venta del camión en un portal de noticias de Chubut. El tentador valor llevó a que mordiera el anzuelo.

Así, los estafadores lograron atraer a la víctima de la ciudad de Comodoro Rivadavia, que luego de contactarse con ellos recibió la dirección de la casa de la mujer como el punto de encuentro para concretar la operación comercial.

Al respecto, el fiscal Marcelo Jara ratificó que la anfitriona prestaba su vivienda, ubicada en el barrio Valentina Sur, para que allí se realizaran las transacciones simulando tener a la venta un camión.

Una vez en el lugar y sin sospechar nada extraño, los damnificados hicieron su parte y entregaron el dinero que les requerían en calidad de pago a los supuestos vendedores en presencia de la acusada y propietaria de la vivienda, por lo que está como partícipe necesaria en la causa.

El fiscal explicó que los estafadores argumentaban que se trataba de un vehículo que se encontraba secuestrado, por lo que su valor en remate era más barato.

A partir de ahí, los denunciantes lo único que recibieron fueron diferentes excusas por las que no podían recibir el camión en cuestión, y así radicaron la denuncia que derivó en la investigación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído