Centenario arranca a cobrar impuestos en chacras loteadas

Se terminó el período de gracia para 400 dueños que no pagaban algunas tasas municipales.

Centenario.- Centenario quieren saldar algunas deudas pendientes. Una de ellas es cobrar las tasas a los loteos de las ex chacras, que hasta hoy no pagaban un peso a la comuna.

La decisión se tomó este año y pretende incorporar unos 403 contribuyentes que pertenecen a cinco loteos, desarrollados por inmobiliarias entre 2011 y 2015.

El objetivo no es sólo recaudar (que hoy parece imprescindible por el escenario acotado en la coparticipación), sino echar luz sobre sectores que no estaban pagando por distintas razones burocráticas.

La mayoría de los lotes se encuentra a la vera de la Ruta 7, en lugares más exclusivos, costosos pero nada sorprendentes en relación con lo que se abona en la capital por un terreno.

Algunos no cuentan con cloacas pero sí con agua potable. En otros el recolector de residuos no pasa, pero sí tienen agua potable y mantenimiento de calles, como en cualquier barrio de la ciudad.

Se trata de las urbanizaciones Lobrechich (a metros del la tercera rotonda), Fideicomiso Perticone (en el acceso al Casco Viejo), Rincón del Valle (por la Calle 1, en el acceso al ex peaje, administrado por Sea Dar Construcciones SRL), Seminara y Fulciniti.

Todos son barrios abiertos, aunque hasta el año pasado no abonaban las tasas ni terrenos baldíos.
Cada contribuyente (si tiene la casa construida) puede pagar alrededor de 120 pesos mensuales. Sin embargo, con el lote vacío el precio se dispara: unos 424 pesos por el terreno baldío.

1.242.000 pesos anuales es lo que se puede recaudar.

Son de los cinco loteos. No todos pagan agua, ni cloacas ni tampoco recolección de residuos. Pero sí terrenos baldíos y mantenimiento de calles. Es dinero fresco para la comuna.

Recupero financiero


Incorporar más contribuyentes al padrón es uno de los objetivos de la comuna en este escenario donde los sueldos se llevan gran parte de la coparticipación.

La aprobación del presupuesto 2016 es de 411.521.094 pesos, pero la proyección aún es incierta, ya que los números son iguales a los de 2015.

Además, el clima aún dudoso (por el cambio de gobierno) sobre cómo financiar la obra pública lleva a la comuna a elaborar otras estrategias de recaudación.

Un equilibrio entre los que más y los que menos tienen

Fernando Guglielmetti. Sec. de Hacienda y Finanzas

¿Por qué se decidió empezar a cobrar?, ¿qué lo impedía?
Es un decisión política del intendente (Esteban Cimolai) de empezar a regularizar distintos sectores de la cuidad. Los loteos no son la excepción. Hay gente en los barrios que paga, y con mucho esfuerzo.

¿Va a impactar en la recaudación el hecho de incorporar estos lotes?
Depende. Es algo. Si tenemos que empezar a hacer obras, es con la recaudación propia. Se van a ir incorporando más contribuyentes.

¿Cómo analiza hoy las finanzas en este contexto en el que se habla de crisis?
Somos cautelosos, pero vamos a tomar medidas para que sean justas para todos, los que más y los que menos tienen.


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído