Centenario: no quieren que las tierras fiscales sean un negocio

Vecinos y un diputado quieren frenar una ordenanza.

Neuquén
Un grupo de vecinos no quiere que el manejo y la venta de las tierras fiscales los tenga, en forma exclusiva, el Municipio. Es por eso que pretenden que se dé marcha atrás con una ordenanza –aún vigente– que fue aprobada durante la anterior gestión del ex intendente Javier Bertoldi.

Se trata de una iniciativa de la agrupación política y ecologista Emancipación Sur, con el acompañamiento del diputado por UNE, Mariano Mansilla. Van a evaluar dos alternativas: un planteo administrativo y otro legal.

La discusión se inicia en 2012, cuando el Concejo Deliberante sancionó la Ordenanza 6231/12 que autoriza al Poder Ejecutivo a vender tierras fiscales en forma directa para "agilizar" los trámites de adjudicación de lotes. Las ventas fueron a cooperativas, pero también a beneficiarios sociales.

Si bien el propósito fue desactivar las usurpaciones masivas, muchos no quedaron conformes con la cesión de tierras, en un gran porcentaje, a cooperativas, sindicatos y varias mutuales de la zona.

"Sabemos que en cuatro años no se pudo frenar esto, pero ahora queremos que este gobierno no siga con esta política y fomente más los terrenos sociales. No queremos que esto siga siendo un negocio y que los terrenos valgan más de 200 mil pesos", expresó Marcela Escobar a LM Neuquén, referente de Emancipación Sur.

Equidad en el acceso
Dijo que, junto con el diputado Mansilla, hará el planteo formal: "Está en juego la equidad en el acceso a la tierra y además, los poderes que se le da a un intendente".

La referente reconoció que las políticas de tierras que hoy se implementan vienen de la gestión anterior, pero aclaró que le pedirá al intendente Esteban Cimolai, que le imprima un "carácter social" al acceso a la tierra en la ciudad.

Necesidad
Se vendió mucho y hay demanda

La venta de lotes fiscales a beneficiarios sociales y cooperativas ha tenido un éxito temporal, al menos desde lo económico. Durante tres años, la comuna recaudó dinero extra, que le sirvió para afrontar los servicios para esos terrenos y generar un ahorro para hacer obra pública. Hoy ese esquema ya no está y el Municipio tiene que afrontar los gastos para llevar servicios como agua, luz y gas a la segunda meseta. Existe un proyecto que ya fue enviado al gobernador Omar Gutiérrez, para hacer más servicios en ese sector. Durante los primeros tres meses de 2015, la comuna recaudó 7.761.171 pesos, según datos difundidos por la Subsecretaría de Ingresos Públicos, en ese momento. Hoy se sabe que los ingresos están bajando, no por el precio sino por la escasez de tierras fiscales. Y la comuna se ve obligada a caducar algunos terrenos impagos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído