CES, una feria que acumula productos que nunca se usarán

Creatividad y tecnología se unen para inventar objetos absurdos.

La feria del CES 2017 permitió comprobar de primera mano lo que traerán las grandes empresas a lo largo del año: televisores finos, robots inteligentes, electrodomésticos conectados... Pero también se vieron muchos de esos productos que llaman más la atención por lo raros y absurdos que son.

Y así aparecieron aparatos inteligentes para el hogar. Dado que los teléfonos, las computadoras, los relojes y otros tantos dispositivos ya no dan los grandes beneficios de antaño a las grandes compañías, estas dieron el salto a otros aspectos de la vida, como la higiene, el sueño o la cocina. En este último rubro ya se sabe que existen heladeras con pantalla táctil, pero, ¿por qué no hacer también una sartén que sepa cuánta comida echaste y cuánto vas a engordar si te la comés? Pues bien, Smartypans es precisamente eso, una sartén de 200 euros, aproximadamente, que cocina e interactúa con el usuario. Claro que una vez que se acabó la hora de la comida hay que cepillarse los dientes. Y ahí entra en juego el cepillo de dientes Ara, que analiza tus molares, caninos e incisivos para avisarte si alguno te quedó más sucio que otro.

Al cerrar el día, hay que sacar la basura. Y aunque aún no hay ningún dispositivo que te lleve la bolsa a la calle, sí existe uno que analiza qué tiras al cesto y, si lo configuras para ello, puede encargar por internet aquellos productos que se terminaron. Se llama Genican y cuesta unos 150 euros (y si cuando vas a tirar la basura necesitás un apoyo, agarrá el bastón inteligente de Fayet y listo). Por último, para tener un sueño reparador, nada como una cama inteligente que gestiona el ambiente a tu alrededor para que duermas mejor. La Sleep Number 360 Bed también calienta las sábanas, se ajusta a tu espalda y recuerda tu postura y la de tu pareja para estar siempre tan mullida o dura como te gusta.

Pero como el CES dio para todo, tu mascota está incluida en los inventos. Y por si estás algo distraído y no le prestaste la debida atención, ponele el collar que reconoce su estado de ánimo para indicarte, app mediante, que tenés que hacer algo con tu perro porque está triste. Se trata del collar inteligente Jagger & Lewis. Y si tenés un gato, podés comprar el comedero inteligente Catspad, que se controla mediante una app para que tu gato tenga su ración de comida cuando tiene que comer.

En los jueguitos hasta se puede aprender a volar

Fuera de las utilidades para la cotidianidad del hogar, el CES 2017 también mostró cosas extrañas en el ámbito de la realidad virtual, que de por sí todavía resulta un poco intrigante para muchísima gente. Por ejemplo, se vieron zapatos que permiten sentir el terreno por el que se está caminando dentro de un juego o que pueden dar patadas de verdad. Pero más impresionante que estos zapatos es la Hypersuit, que tiene un nombre muy fuera de lo normal pero que, básicamente, se trata de un dispositivo para acostarse sobre un soporte especialmente preparado y hacer como que tenemos alas para imaginar que podemos volar. Y todo dentro de un juego.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído