China, disconforme con los recortes en el barril

La propuesta de la administración de Trump pone nervioso al gobierno chino, que se opone a las sanciones "unilaterales". También Turquía manifestó su disidencia a través de su ministro del Exterior.

China se está resistiendo a la decisión de Estados Unidos de ampliar sus medidas contra las exportaciones de petróleo iraní, lo que agrava la incertidumbre en el mercado a nivel mundial.

En los últimos días, el gobierno chino criticó el anuncio de Trump sobre que cancelaría las exenciones a las sanciones a varios países que le compran petróleo a Irán. China es uno de los principales importadores de petróleo iraní, junto con la India.

“China se opone a las sanciones unilaterales y a las llamadas ‘jurisdicciones de brazo largo’ que impone Estados Unidos”, dijo el canciller de China, Geng Shuang, en una conferencia de prensa a inicios de esta semana, según consignó CNN.

“Nuestra cooperación con Irán es abierta, transparente, legal y legítima, por lo tanto debe respetarse”, agregó.

Las exenciones a las sanciones se otorgaron a China y a otros siete países en 2018 y expiran el 2 de mayo.

China no fue el único país que impugnó la más reciente decisión del gobierno de Donald Trump.

“Turquía rechaza las sanciones y las imposiciones unilaterales sobre cómo nos relacionamos con los vecinos”, señaló el ministro del Exterior turco, Mevlut Cavusoglu, en Twitter el lunes pasado.

Las restricciones en esas compras son un coletazo de las decisiones impuestas por Estados Unidos a fines del 2018.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario