El clima en Neuquén

icon
12° Temp
87% Hum
La Mañana papel higiénico

Se terminó el misterio: ¿es mejor papel higiénico o agua?

El mundo se divide en dos: quienes se limpian con papel y quienes usan el bidet. Ahora la ciencia determina qué es lo más conveniente.

Una de las imágenes más llamativas y, a la vez, comprensibles que emergieron con el anuncio del confinamiento por la pandemia fue la inesperada necesidad de comprar papel higiénico. Este fenómeno, catalogado como "compras de pánico", fue objeto de gran interés sociológico, y algunas voces en este campo lo asociaron al temor a perder el control, especialmente en un ámbito tan básico como la higiene personal.

Sin embargo, lo que tal vez no haya sido ampliamente considerado es que el papel higiénico no representa necesariamente el método más higiénico para la limpieza íntima. Como ilustra la BBC, comparando la limpieza de una mancha de chocolate en la piel, es evidente que el agua es más efectiva que el papel en la remoción de residuos.

Además de esta comparación visual, es importante destacar que el papel higiénico puede ser abrasivo para la piel y aumentar el riesgo de irritación, especialmente considerando su contacto con bacterias fecales. Estudios revelaron que las personas que optan por limpiarse con agua tienen una cantidad menor de microorganismos en las manos en comparación con aquellas que utilizan papel. Además, se documentó la presencia de sustancias químicas tóxicas persistentes en el papel higiénico, lo que plantea preocupaciones adicionales sobre su seguridad y su impacto ambiental.

papel higiénico.jpg
El papel higiénico no es tan bueno como pensamos.

El papel higiénico no es tan bueno como pensamos.

En este sentido, el uso del agua para la higiene personal emerge como una alternativa más sostenible desde una perspectiva ecológica, al reducir tanto el consumo de papel como la contaminación asociada con la producción y el desecho de productos químicos. No obstante, es fundamental tener en cuenta que el uso del agua también conlleva riesgos, como la posibilidad de quemaduras si esta está demasiado caliente, especialmente para personas con condiciones médicas como hemorroides.

Particularmente, las mujeres deben ser conscientes de ciertos riesgos adicionales asociados con el uso de bidés, ya que algunos estudios sugieren que estos dispositivos podrían alterar la flora vaginal y aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo. Aunque estos riesgos son generalmente bajos, es esencial tomar precauciones, como garantizar un flujo de agua adecuado y utilizar movimientos de limpieza que minimicen la propagación de bacterias.

El predominio del papel higiénico en la cultura occidental puede entenderse en el contexto de lo que algunos expertos han denominado "colonialismo higiénico", donde las prácticas y productos occidentales se impusieron sobre métodos tradicionales en otras partes del mundo. No obstante, es alentador observar que en muchas regiones se están adoptando tecnologías más modernas para la higiene personal, lo que sugiere un cambio gradual hacia enfoques más holísticos y sostenibles.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario