El clima en Neuquén

icon
33° Temp
24% Hum
La Mañana bar

Clausuraron otro bar cipoleño por violar protocolos COVID

La acusación es por no respetar el distanciamiento ni usar barbijo. La clausura se concretó el domingo por la noche, luego de recibir denuncias de vecinos.

El municipio cipoleño clausuró el bar Cognac, ubicado en pleno centro de la ciudad, por no cumplir con los protocolos para reducir riesgos de contagio de COVID-19. Desde el Ejecutivo se indicó que el comercio había faltado a las normas de distanciamiento social en más de una ocasión. "Los incumplimientos fueron reiterados", se afirmó.

Ahora el Juzgado de Faltas deberá dictar sentencia. Hay varios pasos procesales previos a la multa, como la posibilidad de un descargo. Las actuaciones recién fueron remitidas al despacho de la jueza Cecilia San Pedro tras el fin de semana extra largo, de modo que en los próximos días habrá una definición en el caso.

Te puede interesar...

Fuentes gubernamentales informaron que la clausura se concretó el domingo por la noche, luego de recibir denuncias de vecinos por ruidos molestos. Los inspectores intentaron verificar lo que señalaban las quejas, y advirtieron que no cumplían los protocolos. "Había mucha gente, más de lo permitido, no respetan el distanciamiento ni usaban barbijos", indicaron.

El personal comunal llegó acompañado por policías de la Comisaría 4ta para garantizar el procedimiento.

Labraron una infracción, pero la situación se tornó violenta. Hubo gente que insultó a los trabajadores, y los uniformados debieron apresar al hijo de la dueña. "Fue por reaccionar contra el personal", sostuvieron en el Municipio.

Cognac bar se llegó a la clausura preventiva porque los inspectores ya labraron tres contravenciones en ese lugar, recordaron las fuentes. El local tuvo otra en diciembre de 2020 y una más en febrero pasado. Como antecedentes del procedimiento figura Barba Azul, el local bailable que está en la rotonda de las rutas 151 y 22, donde la Policía detuvo a diez personas por obstaculizar la tarea. La multa por una supuesta fiesta clandestina quedó sin efecto. Los responsables probaron que fue una juntada familiar, de no más de 20 personas. El otro caso fue La Cancha bar, un salón de fiestas ubicado camino a la Isla Jordán. Allí, un bartender invitó tragos de boca en boca. Ese lugar también fue clausurado.

Desde el inicio de las restricciones por el COVID, el Municipio de Cipolletti anunció que actuará de forma rigurosa con las personas que violen la normativa y pongan en riesgo sanitario a la comunidad. Los concejales aprobaron una ordenanza que actualiza y establece multas altísimas para quienes violen las medidas, organicen encuentros clandestinos y también para quienes asistan. La norma establece multas de 20 mil pesos por persona y una sanción que irá desde los $50 mil y hasta los $250 mil para el titular del inmueble donde se realice el encuentro.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.8571428571429% Me interesa
42.857142857143% Me gusta
0% Me da igual
2.8571428571429% Me aburre
51.428571428571% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario