Colapsó un refugio para los que viven en la calle

Más de 30 personas por noche acuden al lugar para comer y dormir.

Pablo Montanaro - montanarop@lmneuquen.com.ar

“Es tremendamente doloroso no poder albergar a más gente, tener que dejarlos afuera. Sin embargo, los asistimos con un alimento, una frazada”, afirmó a LM Neuquén Myriam Francisquini, coordinadora del refugio para adultos Gabriel Brochero, que en las últimas semanas se vio desbordado por la alta demanda de personas, la mayoría en situación de calle y sin trabajo.Todos los días, pasadas las 18, un grupo de jóvenes y adultos llega hasta el lugar, ubicado en la calle Pozo Hondo 767, para recibir un plato de comida, pernoctar y al otro día desayunar.

Francisquini, que es asistente social, aseguró que el miércoles a la noche acudieron al lugar más de 30 personas que querían un plato de comida y pasar la noche. “Quedó gente afuera porque tenemos una capacidad máxima para recibir a 28 personas, que son las que pueden pernoctar en el refugio. Y ya 28 personas es una superpoblación para nosotros porque el lugar no es demasiado amplio. Lamentablemente hubo seis personas que quedaron afuera, sin poder dormir en el refugio. Sin embargo, les entregamos una vianda con comida”, explicó.

Te puede interesar...

Aseguró que la alta demanda se viene registrando desde comienzos de año y “cada noche el refugio se ha visto colapsado”. “No solo aumentó en relación al pedido de pernocte, sino también de asistencia alimentaria”, subrayó.

Precisó que quienes se acercan es gente en situación de calle y sin trabajo. “Muchos provienen de las localidades del interior de Neuquén o de otras provincias que llegaron con una promesa laboral y no existe tal situación. Debido a ello el dinero se les va terminando y van quedando en situación de calle”, describió.

El refugio de carácter transitorio abrió sus puertas en julio de 2017 por iniciativa del cura Carlos Duhourq de la parroquia Inmaculada Concepción. Está destinado a hombres mayores de 18 años en situación de calle. La iniciativa es llevada adelante entre el Obispado y el Ministerio de Desarrollo Social. En sus comienzos albergaba a diez personas. Antes de ingresar, a cada huésped se le confecciona un registro, ya que no permiten el ingreso de alcoholizados o adictos.

“Muchos vienen del interior de Neuquén o de otras provincias que llegaron con una promesa laboral y no existe tal situación. Se van quedando sin dinero y en la calle”, dijo Myriam Francisquini, Asistente social y coordinadora del refugio Gabriel Brochero

La coordinadora del refugio destacó que en el último tiempo quienes más se acercan para pedir asistencia es “la población más joven, alrededor de 20 años. La mayor demanda es de mayores de 45 años”. “Incluso se han acercado parejas que estaban en situación de calle y demandan alimentos”, agregó.

Contó que están analizando la posibilidad de conseguir otro espacio para albergar a una mayor cantidad de personas. “Aún no tenemos un lugar concreto pero estamos trabajando fuertemente en ese objetivo. Hoy por hoy este espacio es lo único que tenemos para ofrecerles a quienes más lo necesitan”, sostuvo.

Por último, aseguró que reciben donaciones de alimentos y apoyo por parte del gobierno provincial y municipal.

El refugio Gabriel Brochero, inaugurado en julio de 2017, solo puede albergar a 28 hombres mayores de 18 años en situación de calle.

Con la bendición del papa Francisco

Pasadas las seis de la tarde, un grupo numeroso de jóvenes y adultos se instala frente a la puerta del refugio Gabriel Brochero a la espera de ser albergados por los voluntarios. Los vecinos señalan que cada día son muchos más los que llegan a buscar un plato caliente y una cama cómoda para pasar la noche y olvidarse de las penurias del día. Al día siguiente, luego de desayunar se retiran del lugar, cerca de las 8.

El refugio fue bendecido por el papa Francisco a través de una carta que le envió al cura Carlos Duhourq, quien tuvo la iniciativa de crear el refugio nocturno.

Myriam Francisquini, coordinadora del refugio Cura Brochero.

“Impacta la soledad en la que viven estas personas”

La coordinadora del refugio para adultos Cura Brochero, Myriam Francisquini, señaló que dos de las principales problemáticas de quienes se acercan al lugar son la falta de trabajo y los problemas de adicciones provocados por la “dureza de la calle”.

Agregó que a los voluntarios del refugio lo que más les impacta “es la soledad en la que están viviendo estas personas”. “La falta de red de estos jóvenes y adultos es impactante. No hay familia ni institución que los contenga. Quedaron totalmente desvinculados de todo”, precisó la mujer.

Comentó que en el diálogo que mantienen a diario con los jóvenes y adultos que pasan la noche en el refugio “nos cuentan que sus familiares les dicen que con ellos no pueden quedarse porque consumen o porque no tienen un trabajo. Estas personas están realmente solas”.

Uno de los objetivos del lugar es lograr la baja en los niveles de consumo de sustancias. “Implementamos un dispositivo llamado ‘Consumo acá no’”. Es gente que no estaba acostumbrada a que alguien les ponga un límite. Tenemos casos de personas que hace un año y medio no consume”, explicó Francisquini.

Asisten a jóvenes con problemas de adicciones

Además de brindar una cena y una cama para pasar la noche, el grupo de voluntarios del refugio Gabriel Brochero ofrece una posibilidad de atención a quienes se quieran recuperar del problema de adicciones y consumo problemático de sustancias.

La coordinadora del refugio, Myriam Francisquini, comentó que tres veces por semana asisten a quienes están atravesando una situación de consumo en una casa ubicada en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes.

“En este momento estamos atendiendo junto a los voluntarios a un grupo de 14 jóvenes que se quieren recuperar de su problema de adicciones y del consumo problemático de sustancias”, precisó Francisquini.

La mujer agregó: “Los ayudamos en todo lo que tenga que ver con trámites para la asistencia con un psicólogo o grupos de recuperación de las adicciones”.

LEÉ MÁS

Terror en Unión de Mayo: un pitbull mató a dos perros y casi ataca a una bebé

Una multitud marchó por el centro neuquino a 12 años del asesinato de Carlos Fuentealba

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído