Cómo manejar la presión de los niños en el deporte

Una exigencia desmesurada de los padres puede causar estrés.

Buenos Aires
La exigencia desmedida durante una práctica deportiva genera estrés pese a que puede ser algo que comienza como un juego. Se desarrolla y copta la dinámica familiar. Los niños que practican deporte de manera regular, en un equipo o en solitario, comienzan a desandar un camino hacia el profesionalismo cuando la disciplina lo permite, pero no se da en la mayoría de los casos.

Marcelo Roffé, master en Psicología del Deporte y de la Actividad Física, explicó que "el deporte va enseñando al niño -o joven- a desenvolverse con autonomía, confianza, disciplina. A competir, cooperar y adaptarse a reglas específicas. Asimismo, le inculca el respeto por el rival, favorece el desarrollo de la voluntad y de la autosuperación, aumenta la tolerancia a la frustración y le otorga sus primeras experiencias tanto de fracaso como del triunfo".

Nunca se sabe con certeza qué deporte terminará eligiendo una persona luego de que termine su niñez.

Sin embargo, el recorrido no es sencillo. A medida que se va produciendo el crecimiento, muchos jóvenes comienzan a adquirir obligaciones, responsabilidades y, a la vez, a sentir presión, tanto personal como del entorno. Y la manera en que se transite esta etapa puede ser determinante.

Porque al talento, en el grado que sea, se lo debe acompañar con trabajo y apoyo, mucho apoyo.

Los deseos de los padres, muchas veces, complican más la situación. Para el especialista, la motivación de los menores va cambiando, pasan de divertirse, de querer superarse en equipo a querer ganar sobre todas las cosas. "Es cuando se debe replantear mediante el diálogo conjunto para qué se juega y cuáles son las recompensas que también se encuentran en juego a la hora de competir", indica.

Sus beneficios están fuera de la discusión, pero el mundo que rodea al deporte, cuando se comienza a ser competitivo, puede traer aparejadas consecuencias emocionales, como presión y estrés excesivo.

Entonces, ¿cuál es el límite?, ¿cuál es el momento en el que el apoyo comienza a convertirse en un problema? "El problema de los niños somos los adultos. Los adultos malogramos a jóvenes con mucho talento. Hay padres que quieren realizar su propio sueño frustrado o hasta 'salvarse' económicamente", afirma. Lo importante es apoyarlos, pero sin presión. "La presión aparece cuando se les exige más de lo que pueden dar". "Nunca se sabe con certeza qué deporte terminará eligiendo una persona luego de la niñez", explicó el licenciado Javier Vila, miembro de la Asociación de Psicología del Deporte Argentina (APDA). Sostuvo que lo ideal es encontrar una actividad que permita un buen desarrollo de la resistencia, la velocidad, la amplitud del movimiento, la coordinación y la bilateralidad.

Sugerencia
Sería lo ideal: una actividad que se pueda disfrutar y que se comparta con la familia

Lo que marcan los especialistas como ideal es que el deporte elegido para un chico ofrezca una amplia base, sobre todo teniendo en cuenta que al niño le queda un largo camino por recorrer y su cuerpo experimentará muchos cambios a lo largo de la adolescencia. Y, lo más importante, elegir una actividad que se pueda disfrutar y que en ese disfrute los padres estén implicados.

Esto último requiere una participación de los adultos en algo más que presenciar un evento deportivo.

Antes que ganar
Competir como primera meta

Hay que regular las expectativas con relación al futuro deportivo del niño, por más que sea bueno técnicamente. Aprender a hacerlo, además, ayuda al padre a contener sus propias expectativas.

Cuando se resalta la importancia de ganar por sobre la práctica deportiva. Los niños son competitivos y quieren ganar siempre, no es necesario que los adultos potencien este punto. La práctica deportiva debe sumar y crear hábitos. No hay que criticar las decisiones del entrenador delante del menor. Esta actitud no favorece el respeto a un tercero y genera frustración, a la vez que no se debe dejar de acompañarlos cuando los resultados no son los esperados.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído