El clima en Neuquén

icon
Temp
34% Hum
LMNeuquen Aborto legal

Cómo se garantiza el aborto legal en los hospitales más grandes de Neuquén

En un año se practicaron 200 abortos no punibles en el hospital Castro Rendón, Heller y el centro de salud de Almafuerte. Las organizaciones reclaman la adhesión al protocolo nacional.

Por Ailín Trepiana / trepianaa@lmneuquen.com

El hospital Heller y el Castro Rendón, los más grandes y de mayor complejidad de Neuquén, garantizan la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) por causales pese a que la provincia no adhirió a la actualización nacional emitida por el ministro de Salud Ginés González García. En un año, se realizaron doscientos abortos legales en solo tres centros médicos, sumando el de Almafuerte.

Te puede interesar...

La normativa nacional establece, desde 2007, criterios comunes para que los profesionales de la Salud sepan cómo accionar ante pedidos de abortos no punibles, vigentes en nuestro país desde 1921. Luego, en 2010 y 2015 hubo actualizaciones en función de nuevos estándares y prácticas médicas a nivel internacional, así como por la modificación del Código Civil en nuestro país que incide, por ejemplo, en la autonomía y el consentimiento de las adolescentes para decidir.

La actualización del 2019 llegó en un escenario político distinto tras el debate por la legalización del aborto en el Congreso Nacional en 2018, lo que provocó una inmediata reacción en rechazo alegando falacias, como que esta medida era “peor que la ley del año pasado”, tal como expresó el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Salud, Alberto Bochatey. Sin embargo, esto no otorgó nuevos derechos sino que elevó los niveles de atención en los ya existentes.

La jefa de la Sala de Ginecología del Castro Rendón, Luciana Hita, explicó que allí se trabaja con el protocolo vigente actualmente en la provincia, que data del 2015 y que utilizan tanto el Castro Rendón como el Heller, pero también otros hospitales como los de Centenario, San Martín de los Andes, Junín de los Andes y Chos Malal, además de importantes centros de Salud de la capital neuquina como Almafuerte, San Lorenzo Norte, Progreso y Nueva Esperanza. Así, indicó que durante el 2019 se garantizaron 100 interrupciones legales del embarazo, que se realizan ante embarazos producto de una violación o en caso de la afectación de la salud física o psicosocial. En todos los centros médicos se trabaja de forma interdisciplinaria, con equipos compuestos por profesionales de las áreas de tocoginecología, medicina general, psicología y trabajo social.

Aborto

En el hospital Heller, el segundo más importante de Neuquén y emplazado en el oeste, donde vive la mitad de la ciudad, se realizaron 50 abortos legales entre octubre del 2018 y octubre del 2019, según informó la médica ginecóloga Carolina Santuchi. El 68% de las mujeres que accedieron a la ILE en ese lapso ya había transitado previamente por al menos un parto. Allí se atienden los que superan el primer trimestre de gestación, que requieren internación, y trabaja en red con otros centros de salud de esa zona para el resto de los casos, que son atendidos de forma ambulatoria. “Los números nuestros son un poco más bajos (que el Castro Rendón) porque trabajamos en conjunto con los centros de salud, que sobretodo garantizan la ILE en el primer trimestre y en algunos casos hacen derivaciones al Heller”, explicó Santuchi.

El de Almafuerte es uno de los centros de salud más importantes del oeste y allí, durante 2019, se realizaron 50 interrupciones legales. “Las principales que acceden son mujeres de entre 15 y 22 años en una muy mala situación socioeconómica. Hemos tenido casos de violación, pero la mayor causal es por salud y psicosocial”, indicó Andrés Pérez Morales, médico general integrante del equipo, quien consideró que Neuquén “tiene un camino hecho y allanado para garantizar los derechos”, en comparación con otros puntos del país. Los miércoles a la tarde se brindan tres turnos para el acceso a ILE.

hospital Ramón Carrillo.

En el hospital Ramón Carrillo de San Martín de los Andes aún no tienen sistematizada la cantidad de ILE realizadas durante 2019, pero desde el servicio de ginecología aseguraron que desde hace tiempo se rigen por el protocolo provincial de 2015. “Por suerte no tenemos casos en los que se obstaculice el acceso. Con los abortos legales trabajamos sin ningún problema y los voluntarios siguen canalizándose de forma clandestina, por fuera del hospital”, aseguró un profesional del servicio. “El equipo se fue fortaleciendo el año pasado y actualmente trabajamos en conjunto con el resto de los equipos de la provincia”.

En los hospitales, además, funciona el consultorio TeA (Te Acompañamos), que desde el 2012 está implementado en el Castro Rendón, y se brinda el servicio de control, consejería y anticoncepción post-aborto. Allí funciona los viernes de 8.30 a 10.30 por orden de llegada y hay otro consultorio específico de anticoncepción de 8.30 a 11. El Heller, por su parte, tiene el consultorio los viernes a las 13 y en San Martín de los Andes funciona los martes y jueves a las 14. En tanto, en Almafuerte los turnos se brindan los miércoles por la tarde.

--> Reclaman la adhesión a la actualización

El problema actual para garantizar la ILE en la provincia está centrado en la diferencia de criterios entre algunos hospitales y centros de salud, sobretodo los del interior neuquino. Ruth Zurbriggen, activista de la colectiva feminista La Revuelta, consideró de gran necesidad que el gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud, adhiera a la actualización del protocolo nacional porque “eleva los estándares de atención” y, de no hacerlo, la normativa provincial queda desactualizada.

Los principales puntos de la actualización emitida por Nación tienen que ver con la confidencialidad de la historia clínica, el respeto al consentimiento de niñas y adolescentes embarazadas, la objeción de conciencia individual y la adecuación del uso de medicamentos según lo pautado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El pasado jueves, la diputada Patricia Jure (Frente de Izquierda y de los Trabajadores), junto a profesionales de Siprosapune, presentó en la Legislatura un proyecto de Ley de adhesión al protocolo. “La reciente resolución establece elementos progresivos que son reflejo de las discusiones que ha instalado en la agenda política la ola verde”, expresa entre los fundamentos.

El Ministerio de Salud de Neuquén, a cargo de Andrea Peve, informó que no emitirán declaraciones sobre el tema hasta después de la reunión del Consejo Federal de Salud (COFESA) que se realizará la próxima semana.

p15-f01-congreso-aborto.jpg

--> ¿Qué pasó tras el debate en el Congreso?

Como suele escucharse por parte de muchas organizaciones, el debate en el Congreso Nacional durante 2018 ayudó a “despenalizar socialmente” el aborto, pero en los centros de salud más grandes de la provincia esto no generó grandes modificaciones en el accionar profesional y el aborto legal se sigue garantizando como antes.

"El debate no hizo mucha diferencia en nuestro hospital. Acá en Neuquén el máximo quiebre fue el fallo F.A.L y antes había sido un cambio bastante progresivo cuando se empezó a usar el misoprostol, entonces la paciente empezó a autogestionarse su interrupción y eso le agilizó mucho el acceso a la práctica”, consideró Luciana Hita, jefa de Sala de Ginecología del hospital Castro Rendón. La médica resaltó que, tras la utilización del misoprostol “empezamos a ver menos muertes, menos intervenciones y menos abortos sépticos” y las complicaciones por abortos clandestinos “cada vez se ven menos porque la paciente cada vez tiene más información”.

Las profesionales coinciden en que desde que empezó a utilizarse el misoprostol como medicamento para provocar el aborto y la difusión de información de la ILE por parte de organizaciones como la colectiva feminista La Revuelta y Socorristas en Red, la práctica en los hospitales se hizo más fácil.

“En el interior de la provincia a veces sí tienen algunos inconvenientes con el suministro de misoprostol, porque no es una medicación que abunde”, sostuvo Hita. En tanto, su par del Heller, Carolina Santuchi, dijo que hace algunos años atrás “costaba mucho porque no contábamos con la medicación, entonces la paciente se la tenía que comprar. Una vez que Nación pudo empezar a comprar, fue un alivio muy grande”.

Para Hita, lo que cambiará en el sistema de salud si el aborto se legaliza será la demanda ya que hoy sigue siendo una práctica clandestina y que muchas veces se realiza de forma particular, sin ninguna injerencia de los hospitales públicos: “Muchas veces, por miedo a que la juzguen o la judicialicen, la paciente no acude al sistema de Salud. Cuanto más acceso a la salud tenga la paciente, menos complicaciones va a haber. La paciente puede estar en su casa, pero acompañada por el sistema de salud”. Y ponderó la necesidad de que en el resto de la provincia y en todo el país “debería ser la misma calidad de atención”.

LEÉ MÁS

Ya entró en vigencia el nuevo protocolo de aborto no punible

Las redes estallaron tras la marcha atrás del nuevo protocolo del aborto legal

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario