Compró un auto por Face, fue a reclamar porque no andaba y le dieron una golpiza

La denuncia fue realizada en la Unidad 32 de Cipolletti. Dicen que no sería la primera estafa que protagonizan padre e hijo.

Una vecina cipoleña denunció que su marido fue brutalmente golpeado -luego de ser amenazado con un arma de fuego- luego de que fuera a reclamar a quienes les habían comprado un auto que el motor tenía una falla.

Afortunadamente, la pareja del atacante llegó la casa y dejó escapar al hombre para que el altercado no pasara a mayores. La denuncia fue radicada en la Unidad 32° y hoy se presentarán en fiscalía para que la Justicia tome cartas en el asunto.

Según relató Rafaela a LM Cipolletti, esposa de la víctima de la brutal golpiza, la compra del auto la concretaron el lunes último luego de encontrar la oferta en la red social Facebook y, si bien en un principio lo probaron y funcionó a la perfección, al día siguiente no arrancó más. Cuando llevaron al Fiat Palio modelo 2000 al taller, el mecánico les dijo que no era un problema de la batería sino que necesitaba un cambio en las bobinas y algunos otros detalles más.

La pareja se sintió estafada y se comunicó con los vendedores para pedir parte del dinero que les habían entregado.

Rafaela y su marido se habían cruzado algunas veces con el vendedor y su hijo en la Iglesia.

"El auto salió 59 mil pesos y nosotros entregamos una parte, el resto nos dijeron que lo pagáramos en cuotas. El segundo día que lo tuvimos ya hubo que empujarlo para que arrancara pero después no funcionó más", relató la mujer.

Agregó que "mi marido, Pedro, pidió en un principio que le descontaran de la compra lo que había que gastar en el mecánico y después directamente les dijo que no lo quería más, que él les iba a entregar el vehículo a cambio del dinero".

Sin embargo, la situación se volvió más complicada de lo esperado. Los vendedores se negaron a devolver la plata porque "ya se lo habían gastado" e intentaron cortar la comunicación con el comprador.

Durante la jornada de ayer miércoles Pedro se acercó a la vivienda de los vendedores con el objetivo de llegar a un acuerdo pero lo único que recibió fueron golpizas y amenazas.

"Mi marido sufrió cortes y golpes múltiples en todo el cuerpo y en el hospital le tuvieron que cerrar las heridas con puntos. Lo más raro es que antes de que pasara esto en la Comisaría no nos querían tomar la denuncia", concluyó Rafaela.

LEÉ MÁS

Su sobrina fue de visita y le robó una caja con $180 mil

Pedirán a Interpol que detenga a un Montecino

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído