Con el calor, comienza la temporada alta de plagas

Cucarachas, arañas y hormigas, a full en varios puntos de la ciudad.

Neuquén.- El calor tan esperado por los neuquinos trae, como consecuencia no deseada, una mayor proliferación de las plagas urbanas locales, principalmente arañas, hormigas y cucarachas. Es porque las altas temperaturas y la mayor humedad de este año aceleran el ciclo reproductivo de muchos insectos. En invierno, en cambio, el principal problema de la ciudad son los roedores.

La capital provincial tiene su propio ecosistema urbano, donde las plagas indeseadas se ganaron un lugar. Entre las especies que se adaptaron a Neuquén se destacan las cucarachas germánica (chiquita) y americana (más grande y oscura), los roedores menores (pericotes y lauchas), las arañas viuda negra, las hormigas coloradas, los murciélagos y las palomas.

Es un abanico amplio, que se distribuye de manera desigual según el barrio y la época del año. En invierno, las quejas más frecuentes son por ratones y otros roedores, que abundan en todo el casco viejo, la zona de los ríos, Alta Barda y Parque Industrial. En verano, en tanto, la atención se concentra sobre las cucarachas y las hormigas, que tienen su principal caldo de cultivo en los complejos de departamentos, sobre todo los más antiguos.

Las palomas, en cambio, están distribuidas por toda la ciudad todos los días del año y son una de las plagas más difíciles de combatir porque está prohibido matarlas (ver aparte).

"El tema de las plagas en Neuquén es cíclico, y con el calor de estos días, el problema son las arañas, hormigas y cucarachas, porque la larva crece más rápido y se ven más aunque estén todo el año", comentó Matías, de la empresa El Chasqui.

500 pesos es lo mínimo que sale contratar un fumigador.

Es lo mínimo que se paga por eliminar las plagas de una vivienda. Según la complejidad del trabajo, puede costar hasta 1500 pesos. Cuando se usa veneno, la casa se tiene que evacuar tres horas si sólo viven adultos y todo el día si hay niños pequeños.


Federico, de la firma Stop, precisó: "Estos meses son de temporada alta para nosotros y el problema más grande son las cucarachas, sobre todo la germánica, que es muy difícil de controlar ya que no hay producto que acabe con los huevos y tiene un ciclo que puede variar según la temperatura, así que vuelven".

Desde el Municipio combaten sólo las plagas de los espacios públicos siempre que sean transmisoras de enfermedades. Las cucarachas y las palomas no están en la lista. "Por ahí se hace el reclamo porque las consideran plaga, pero no corresponde, no son vectores de primer orden. Pueden ser un problema de higiene pero no de salud", explicó Juan López Osornio, director de Servicios Especiales.

En la ciudad hay más de 10 empresas dedicadas al control de plagas. En esta época trabajan a pleno. Aun así, la solución no deja de ser provisoria. Como explicó Federico, "las plagas están en todas las ciudades y algunas tienen miles de años, como las cucarachas, que las combatimos desde la época de los egipcios, por eso difícilmente las vayamos a erradicar de manera definitiva".

Los bichos, según en qué barrio


La costa de los ríos, Alta Barda, Parque Industrial, Centro Oeste y Centro Este son propicios para roedores. En el oeste y norte, en zona de chacras y barda: arañas, chinches y hormigas. Las cucarachas, principalmente, en el centro, San Lorenzo, Gregorio Álvarez, Melipal y Mudón.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído