LMNeuquen feria

Con otro color, regresó la Feria del Parque Central

Es una de las cuatro que comenzaron a funcionar este sábado, a partir de la flexibilización de la cuarentena.

El sol no llega a filtrarse por las nubes espesas de la mañana del sábado. Se acerca el mediodía y la fila sobre la calle Vecinalistas Neuquinos es cada vez más nutrida: son clientes que decidieron regresar a la feria del Parque Central después de más de cuatro meses de suspensión por la pandemia de coronavirus.

Atrás quedo el ritmo furioso de las ferias de antes. Apenas un tímido sikus de un artista callejero se anima a romper el silencio del sábado. Tampoco se escuchan los murmullos típicos de los clientes; ahora, un estricto control exige el ingreso de una sola persona por grupo familiar y a la gente le toca comprar sola.

Te puede interesar...

Ya no hay puestos apelmazados sobre el playón ni la oferta abundante que caracterizaba al Parque Central. Tampoco personas paseando perros o con varios chiquitos de la mano. Pero sí hay filas, muchas filas, en una práctica que pareció volverse habitual durante la pandemia.

“Pero si acá hay más guardias que feriantes”, se ríe una mujer después de pagar por su compra en un puesto de alimentos. Los policías forman grupos de tres para hacer rondines por el lugar y un grupo de trabajadores municipales vigila el perímetro de la feria, con un cerco que se improvisó con árboles y cintas plásticas de peligro.

feria-parque-central-cuarentena-coronavirus-10.jpg

Los empleados forman parte del área de Capacitación y Empleo y fueron a la feria a dar apoyo. Revisan que nadie salte las cintas para acercarse a comprar; todos deben formar una fila para entrar y salir por el mismo lugar. En la entrada oficial, sobre Vecinalistas Neuquinos, se les aplica alcohol en gel y se revisa la terminación del DNI, porque sólo los impares pueden comprar.

Una camioneta de Defensa Civil repite las recomendaciones sanitarias por el altoparlante. Los familiares deben esperar en el área de ingreso y los clientes tienen que circular en una dirección única pero sin acercarse. Deben formar filas para comprar por turnos en los stands, ahora muy distanciados, y no pueden tocar ningún producto que no hayan comprado.

feria-parque-central-cuarentena-coronavirus-08.jpg

El puesto de verduras más exitoso de la feria exige varios minutos de espera. Mónica, que vive a ocho cuadras del Parque, aguarda cubierta con un barbijo que hace juego con su carrito de compras. “Yo venía todos los sábados porque acá encuentro buenos precios y está todo fresquito”, afirma y agrega: “A veces llevo miel, huevos; ropa, nunca”.

237 representantes de todas las ferias participaron de la capacitación que brindó el Municipio para dar a conocer los protocolos sanitarios que hay que respetar en la reapertura de estos espacios. Se explicaba el uso de empaquetados, la disposición de la mercadería y la necesidad de desinfectar con alcohol

Para un trabajador municipal, el secreto del éxito es que los puesteros colocaron carteles con todos los precios. Ya nadie quiere hacer fila sólo para saber cuánto cuesta la verdura. Los carteles que prometen morrones a 40 pesos, un kilo de manzanas por 60 o una canasta de frutas surtidas por 490 logran que los clientes esperen distanciados por su turno para comprar.

feria-parque-central-cuarentena-coronavirus-02.jpg

Aunque los puestos se arman a las 7 de la mañana y la apertura oficial es a las 9, el público comienza a llegar cuando se acerca el mediodía. César, que ofrece artesanías de Bolivia y Perú, se muestra alegre por regresar pero aclara que aún no se nota demasiado movimiento. “Hay mucha gente que duda si puede venir o no por la terminación del DNI”, dice.

Mientras la feria estuvo suspendida, César ofreció sus productos a través de su cuenta en Facebook, Aimará Huilen. Sin embargo, el cierre de las fronteras complicó la posibilidad de nutrir su stock. “Sólo se consiguen estos productos en Jujuy, y hay mucha especulación”, aclara. En las últimas semanas, tuvo que duplicar los precios de todo: las pantuflas pasaron de 450 a 800 pesos, y las medias ya cuestan 400 pesos.

feria-parque-central-cuarentena-coronavirus-00.jpg

"Para nosotros es muy importante haber dado este paso, que permitió que muchas familias puedan adquirir sus productos a un precio esperado”. Mariano Gaido "Para nosotros es muy importante haber dado este paso, que permitió que muchas familias puedan adquirir sus productos a un precio esperado”. Mariano Gaido

mariano gaido feria parque central.jpg

Aunque hay menos puestos y cada stand está a una prudente distancia del otro, aún es posible conseguir casi todo en la feria del Parque Central: frutas y verduras, miel, huevos, aceite, cereales, pan casero. También hay ropa nueva, artículos de limpieza y hasta mates y artesanías de cuero.

Mélida afirma que siempre desvía los ojos hacia alguna prenda de ropa. “Pero la comida es la prioridad”, aclara. A lo largo de la pandemia, su esposo fue el encargado de salir de casa para traer los alimentos, por lo que este sábado hizo su primera salida para hacer mandados. Mientras aguarda con su barbijo, dice que el temor que sentía antes de salir de su hogar se diluyó con el paso de los minutos. Sin embargo, agradece los controles estrictos que mantienen la feria bien organizada.

feria-parque-central-cuarentena-coronavirus-09.jpg

Para Andrea, que ofrece productos de limpieza, volver a vender en la feria permite sentirse otra vez en la vieja normalidad. Sin embargo, la realidad se hace evidente en los pedidos de los clientes. “Lo que más llevan es alcohol en gel, en aerosol y líquido; si no, piden lavandina”, asegura. Para ella, los controles generan cierta incomodidad en los clientes y eso puede ser contraproducente para las ventas, por lo que opinó que se debería permitir compras a todos, sin importar el DNI.

Entre los puestos circulan también los comentarios sobre las nuevas ediciones de la feria. Algunos afirman que será un viernes para permitir que se acerquen los que tienen DNI par. Otros dicen que se hará cada quince días o incluso dos veces a la semana. Lo cierto es que del resultado de esta experiencia saldrá una nueva definición, con una postura que obliga a todos a cuidarse con más esmero: si aparece un solo caso positivo, la feria se volverá a cerrar.

feria-parque-central-cuarentena-coronavirus-03.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

22.105263157895% Me interesa
44.736842105263% Me gusta
3.6842105263158% Me da igual
3.6842105263158% Me aburre
25.789473684211% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario