El clima en Neuquén

icon
Temp
60% Hum
La Mañana nieta

Confesó que abusó de su nieta y no irá a la cárcel

Un hombre de Cipolletti admitió que manoseó a la chiquita de 9 años. La pena no lo lleva a la cárcel, pero debe cumplir pautas de conducta. Entre ellas no acercarse a la menor ni a su madre.

Un hombre fue condenado a seis meses de prisión en suspenso tras admitir en un juicio abreviado que manosear en dos oportunidades a su sobrina-nieta, de tan solo 9 años de edad. La acusación recayó sobre PAG -así fue identificado en el reciente fallo judicial – por el ataque ocurrido el 27 de marzo del año pasado en un domicilio de Cipolletti.

De acuerdo a lo que se precisa, todo ocurrió alrededor de las 14 en el patio de la vivienda cuando ambos estaban sentados en un banco de madera y la niña le hacía masajes en la espalda.

Te puede interesar...

Allí el hombre aprovechando que nadie los veía, deslizó su brazo hacia atrás y le introdujo la mano bajo la ropa para tocarle la zona genital. La nena le sacó la mano, pero PG volvió a repetir la maniobra días después.

La madre de la chiquita presentó la denuncia, lo que derivó en la imputación del pervertido por el delito de “abuso sexual simple” en dos hechos en concurso real.

En la audiencia realizada días atrás la fiscal adjunta María Annabella Camporesi y el defensor oficial Juan Pablo Piombo, propusieron cerrar el caso en un juicio abreviado, que requería la confesión del sospechoso a cambio de una atenuación de la pena, lo que finalmente sucedió. También consensuaron sentenciarlo a seis meses de cárcel de cumplimiento condicional y la imposición de pautas de conducta.

La resolución también fue aceptada por la defensora de Menores, Alicia Merino, tras aclarar que había consultado a la mamá de la víctima, quien dijo que “era lo que deseaba para así concluir el tema”.

Merino puntualizó al respecto que la mujer manifestó “no estar en condiciones de afrontar un juicio pleno y prestar su testimonio por el impacto” que le había causado la agresión sufrida por su hija.

La jueza Alejandra Berenguer avaló el acuerdo alcanzado por las partes por considerarlo pertinente y la sanción ofrecida.

Sostuvo que se había comprobado el delito cometido con la declaración de la progenitora y el testimonio de la niña tomado en cámara Gesell, además de los expresados por policías que participaron en los operativos e integrantes de la división científica, profesionales que atendieron a la menor y del psicólogo forense.

En cuanto a las pautas de conducta que PAG deberá cumplir durante dos años para que la condicionalidad de la sanción no se transforme en efectiva, se estableció que no podrá acercarse a menos de 200 metros del domicilio de la familia afectada ni intentar contactarse con ellas por otros medios ni a través de otras personas.

Asimismo, deberá fijar domicilio, someterse al cuidado del Instituto de Asistencia de Presos y Liberados, presentarse cada dos meses al Juzgado de Ejecución, no cometer nuevos delitos y abstenerse del consumir bebidas alcohólicas en exceso y estupefacientes o psicotrópicos en lugares públicos.

148.jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario