Confirman que el cuerpo era de Marilina Neculman y la familia pide que se investigue su muerte

La joven había desaparecido el 18 de diciembre y fue encontrada el 1º de enero en una acequia del barrio Confluencia. Había un arma al lado de su cuerpo.

Finalmente, ayer se conoció que el cuerpo encontrado el viernes 1º de enero en una acequia del barrio Confluencia era el de Marilina Neculman. La joven de 25 años había desaparecido el 18 de diciembre, luego de irse de la casa de su hermana en el barrio Mariano Moreno a buscar ropa, pero nunca más regresó. Sumamente angustiados, los familiares exigen que se investigue su muerte.

"Recién ayer nos enteramos que es mi hermana. El malestar que sentimos como familia, como hermanos, dado que no hay avances en la investigación", aseguró Rocío Neculman, hermana de la víctima y agregó: "Tenemos derecho a saber porque Marilina hoy no está".

La joven hizo una fuerte acusación contra el fiscal Guillermo Azar, sobre quien dijo que no los atiende o les dicen que llamen más tarde. Le exige que "se ponga a investigar" y les dé respuestas claras porque no ven avances en la investigación.


Por otro lado, piden que se investigue a un primo de ellos, quien vivía junto a Marilina y es el dueño del arma semiautomática que estaba junto al cuerpo de la joven al momento en que encontraron el cuerpo. Se había denunciado que ese arma había sido robada.

Rocío contó que tardaron en reconocer a el cuerpo porque presentaba un alto grado de descomposición. "Tenía 12 o 13 días el cuerpo de mi hermana y en un primer momento no nos podían decir que era ella", expresó la hermana de la víctima.

Hallazgo

Un joven alertó a dos efectivos que patrullaban la zona del barrio Confluencia de que en un canal cerca de la calle Figueroa casi Obreros Argentinos había "un fuerte olor nauseabundo". Al acercarse, los policías encuentran el cuerpo de una joven en un avanzado estado de descomposición y con un arma de fuego semiautomática junto a su mano izquierda. Además, corroboraron que la joven vestía un pantalón de jeans corto y una campera de buzo negra.

Desaparición

Pocos días antes de su desaparición, unos desconocidos habían entrado a robar a su casa en el barrio Mariano Moreno, donde vivía con su pequeño de tres años y su primo. Tras ello, el primo decidió irse a otro lugar y ella se mudó junto a su hijo a la casa de su hermana, pero el viernes 18 a la tarde le dijo a la hermana que iba a buscar más ropa y nunca regresó.

Desde ese momento, la Fiscalía de Delitos contra las Personas había dictado un pedido para dar con el paradero de Neculman y se alertó a la Policía del Neuquén y a la de Río Negro. La última información que se tenía de ella era que habría ido a su casa a buscar ropa y que en un momento se comunicó con la policía para decir que "tenía miedo". Al corroborar los datos de la llamada, se pudo saber que Neculman se encontraba cerca de la zona de los puentes carreteros y no en su casa cuando llamó.

Los oficiales intentaron llamarla de nuevo, pero no atendió y luego el celular daba apagado. Por este motivo, los efectivos fueron hasta el domicilio, pero no había nadie allí y luego se dirigieron a lo de la hermana, quien les dijo que había a buscar ropa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído