Crearon una casa a prueba de divorcios

Un estudio holandés diseñó una vivienda modular que puede dividirse en dos en caso de ruptura matrimonial o cambios familiares.

Las parejas que se divorcien tendrán una separación menos traumática, al menos en el aspecto material, con el nuevo concepto de casa que puede dividirse en dos partes totalmente independientes y que estará disponible a partir de 2017.

Diseñado por el estudio holandés OBA, Prenuptial Housing (Vivienda prenupcial), como se denomina el proyecto, es un revolucionario concepto de vivienda que ha sido ideado por el experto en cultura pop y relaciones públicas Omar Kbiri.

El prototipo de la casa para divorciados.

"Mientras él mismo buscaba casa con su novia, fue consciente de los problemas que familiares y amigos tenían en este sentido y pensó que una vivienda con estas características podría ayudar a que, en el caso de un proceso de separación, este fuera menos doloroso", explica el arquitecto Xander den Duijn del estudio OBA.

Kbiri contactó a su gabinete para que lo ayudarana "diseñar una vivienda que pudiera dividirse en dos". Como respuesta a la creciente tasa de divorcios y separaciones, el edificio, que actualmente se encuentra en fase de desarrollo, consistirá en una vivienda flexible formada por "diversas unidades que puedan conectarse y desconectarse sin demasiado esfuerzo", cuenta Den Duijn.

Los antiguos cónyuges seguirán siendo vecinos pero con viviendas y vidas totalmente independientes porque incluso el interior, cuyo diseño dependerá de las preferencias y necesidades de los inquilinos, está pensado para ajustarse de manera sencilla a las posibles futuras divisiones.

En la casa unitaria "la cocina y el baño estarán compartidos pero su construcción prevé que sean fáciles de separar como componentes individuales, y en sustitución un habitáculo más sencillo será incluido en cada una de las partes", explica el arquitecto holandés.

Precisamente, comenta Den Duijn, el mayor reto que permite que la casa sea una única o dos, según fluya la relación de pareja, "ha sido diseñar una casa formada de dos unidades autónomas que en apariencia parecen una sola, una forma de diseño".

El joven equipo con sede en Amsterdam piensa que la casa, que estará disponible para el mercado internacional, despertará especial interés entre las parejas de Bélgica, Portugal y Hungría, donde las tasas de divorcio se encuentran entre las más altas del mundo.

Aunque más allá de diseñar una vivienda exclusiva para matrimonios que se "atrevan a comprarla pensando en un futuro incierto", este concepto de vivienda puede también ser útil para parejas que quieran vivir separados de vez en cuando.

Para den Duijn está claro que "la casa solucionaría problemas de vivienda de parejas divorciadas, pero, como nueva tendencia, ayudaría a otros tipos de familias con necesidades nuevas y modernas".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído