Crece la porción del shale en la producción nacional

Con 55% de suba, empujó un alza del 3,5% en el volumen de crudo.

El petróleo no convencional siguió agrandando su porción en la torta de la producción total de crudo argentino. Así lo revelan los datos oficiales de septiembre de este año procesados por el Instituto Argentino de la Energía General Mosconi.

El informe de referencia muestra que en un año la producción de petróleo convencional se hundió 3,4 por ciento, mientras la de no convencional escaló un 55 por ciento, impulsada por el crecimiento de la extracción en la roca de Vaca Muerta. En materia no convencional, el crudo tight demostró un declino en su desempeño anual.

Te puede interesar...

El avance del crudo no convencional sobre el convencional en el total de la producción petrolera nacional es una tendencia que se ha afirmado desde que se activó el desarrollo masivo en las áreas concesionadas de Vaca Muerta.

Con los datos citados, el petróleo convencional constituye el 82 por ciento de la producción total del país, siendo el no convencional responsable del 18 por ciento restante. De ahí que una tremenda escalada en los valores de producción de Vaca Muerta, en torno al 55 por ciento, impactaron en un crecimiento de la extracción total del 3,6 por ciento en el año.

En septiembre, en términos interanuales se registró un incremento de la producción total de crudo del 3,7 por ciento.

Subsidio salvador

Según los datos de referencia, la producción total de gas natural argentino creció 5,5 por ciento en el acumulado del último año. Esa performance se completó con un incremento interanual del 4,7 por ciento en septiembre.

El crecimiento acumulado en el año de producción de gas se explica enteramente por el efecto del subsidio estatal. En este caso, el volumen de gas producido por Tecpetrol, el brazo petrolero del Grupo Techint, es responsable exclusivo del mejor desempeño nacional en materia de extracción de gas.

El trabajo del IAE General Mosconi consigna que descontada la producción de Tecpetrol en el bloque Fortín de Piedra, subsidiada por la resolución 46/2016, la producción de gas natural acumulada en 12 meses cayó 1,9 por ciento.

La producción de gas convencional (58% del total de la producción total) se redujo 8,8 por ciento en el año, mientras que la producción no convencional, liderada ahora por el shale gas, se incrementó 35,1 por ciento, representando el 41 por ciento del total anual.

La producción convencional y la variante no convencional tight, que ocupan el 77 por ciento de la producción, disminuyeron 8,4 por ciento anual. Por esto, el aumento de la producción de gas natural se explica enteramente por el shale gas, que representa el 23 por ciento de la producción nacional.

LEÉ MÁS

Las necesidades políticas y el futuro de la producción de gas

Vaca Muerta. Gas, inversiones y futuro

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído