Crecer hacia arriba: ¿una solución para Neuquén?

El Colegio de Arquitectos dice que permitiría optimizar servicios.

Sofía Sandoval
ssandoval@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Aunque este año ingresaron menos proyectos para construir en altura, la ciudad ya cuenta con unos 500 edificios superiores a los tres pisos, que se instalan principalmente en el centro y las grandes avenidas. Desde el Colegio de Arquitectos de Neuquén (CAN) insistieron en la necesidad de crecer hacia arriba.

“Hay que romper con el mito del lote con la casita y el patio de atrás”, señaló Diego López de Murillas, el presidente del CAN, sobre la importancia de incrementar la densidad de población en la ciudad. Para el profesional, es necesario fomentar el desarrollo de edificios de viviendas multifamiliares de 5 o 6 pisos para evitar que la ciudad crezca de modo horizontal, lo que encarece el costo de los servicios.

“Neuquén es una ciudad muy plana, que crece a través de los loteos”, explicó López de Murillas, y aclaró que esa expansión implica grandes gastos para el Estado, que debe llevar pavimento, servicios básicos, salud, educación y transporte, entre otros servicios, cada vez más lejos. Para él, crecer en altura es la alternativa para garantizar una buena calidad de vida en una ciudad cada día más grande.

El desarrollo de edificios multifamiliares está regulado por el Código de Edificación de la Municipalidad, que establece la altura máxima permitida según la ubicación de la construcción. López de Murillas explicó que actualmente el máximo habilitado es de 25 metros de alto, lo que se traduce en unos ocho pisos. Sin embargo, muchos emprendimientos superan ampliamente esa altura por vías de excepción.

“En general se legisla para no condenar a los niveles bajos con sombra”, sostuvo López de Murillas, quien aclaró que en Neuquén hay calles bastante anchas, por lo que sería posible incrementar esos valores. “Si dentro del proyecto generás algo beneficioso para la ciudad, como construir lejos de las medianeras o garantizar la luz a los niveles bajos, la ciudad te premia con cierta flexibilidad para edificar”, afirmó.

De este modo, el desarrollo de los grandes edificios se concentra no sólo en el centro de la ciudad, sino en las calles y avenidas más anchas que, según el código, se denominan corredores. “Hay muchos edificios en San Juan, Leloir, Doctor Ramón o la misma Avenida Argentina”, detalló el arquitecto.

El profesional citó como ejemplo otras ciudades con mejores condiciones de habitabilidad que Neuquén y destacó que, por lo general, buscan incrementar la densidad urbana.

“Hay que entender que hacer ciudad no es lotear”, explicó y sugirió la necesidad de generar una densidad media con unidades multifamiliares de 5 o 6 pisos.

Estacionamientos
El problema es dónde la gente podrá guardar su auto en la misma manzana

Cuando se habla de crecer en altura, uno de los principales desafíos a tener en cuenta es el estacionamiento. Con un parque automotor en aumento en la ciudad, incrementar la cantidad de habitantes en cada manzana tornaría cada vez más difícil la búsqueda de un lugar para dejar el auto.

Según Diego López de Murillas, presidente del CAN, no es sustentable construir edificios y destinar varios pisos sólo al estacionamiento. “Las construcciones hay que pensarlas para la gente y no para los autos”, aseguró.

Si bien afirmó que es necesario contar con un lugar para dejar los vehículos y propuso la implementación del estacionamiento a 45 grados, aseguró que es fundamental generar un cambio cultural para que la gente recurra menos al uso del coche, a través del fomento de las bicicletas, las caminatas para trayectos cortos y un mejor servicio del transporte público. “No es una cuestión espacial sino un tema cultural que va a llevar mucho tiempo para que cambie”, aclaró López de Murillas, y agregó que siempre va a faltar lugar para estacionar.

CIFRA
500 edificios de más de tres pisos hay en la ciudad de Neuquén.
Estas unidades habitacionales se emplazan principalmente en el centro y en los corredores más anchos que permiten el paso de la luz.

Un límite
El patrimonio que no se puede tocar

Entre los proyectos de edificios en altura que ingresaron este año al Colegio de Arquitectos de Neuquén, su presidente, Diego López de Murillas, destacó algunos en el centro de la ciudad que se emplazarán sobre edificaciones que son patrimonio cultural.

Según explicó, cuando un edificio se declara patrimonio cultural no se puede demoler. Por eso, cuatro desarrolladores neuquinos presentaron un plan para conservar la fachada o el hall de ingreso de las viviendas antiguas y construir detrás un edificio moderno en altura. De este modo, se aprovecha la ubicación privilegiada de estos monumentos sin demoler los frentes, que constituyen parte del acervo arquitectónico.

Los pros y los contras de resignar los patios

NEUQUÉN
Para Diego López de Murillas, presidente del CAN, las viviendas multifamiliares de más de tres pisos permiten cuadruplicar la densidad habitacional en la ciudad, ya que posibilitan que cientos de familias habiten el mismo terreno que sólo alcanzaría para hacer 40 lotes.

Si bien los vecinos tienen que vivir en espacios más reducidos y no cuentan con patio propio, el arquitecto aseguró que se pueden generar inversiones para mejorar la calidad de vida a través de facilidades compartidas.

En ese sentido, destacó que no sólo se trata de una responsabilidad que debería implementar el Estado para los planes de viviendas, sino que consiste en un buen negocio para los inversores inmobiliarios.

“No hay que tenerles miedo a los edificios porque no hay edificios buenos o malos de por sí”, argumentó el profesional, y dio ejemplos de desarrollos donde cientos de familias conviven con ammenities como piletas de natación, parrillas y espacios verdes que mejoran su calidad de vida con facilidades que resultarían muy caras para que las enfrente una familia sola en su propia vivienda.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído