Creen que si comen pasto van a zafar de la alcoholemia

La Policía detectó prácticas insólitas entre los borrachos al volante.

Neuquén.-Los conductores están dando cuenta de que son capaces de hacer cualquier cosa con tal de evitar los controles de alcoholemia. La Policía y los funcionarios municipales no salen del asombro ante los cuadros insólitos que suelen encontrarse en medio de la noche neuquina. Sin duda que entre lo más llamativo figuran casos de personas que los enfrentaron con la boca con un marcado tono verdoso, luego de mascar un puñado de pasto.

"La muchachada a veces se pasa: hay falsos mitos para no dar positivo en el etilómetro. Están los que llegan a masticar pasto y se aparecen con la boca verde", se sorprendió el comisario jefe de la División Tránsito de la Policía, Daniel Asselborn.

El efectivo policial dijo que "cuando alguien cree que algo puede llegar a funcionar, lo hace correr como reguero de pólvora, y de ahí se transforma en una especie de mito, pero es en vano", aseguró.
Por las dudas, como hablándole a los desapercibidos, explicó que no hay treta que valga ante los tests que se realizan con el alcoholímetro.

Están los que se ponen una moneda debajo de la lengua: piensan que eso también los ayudará a evitar que los agarren en los controles.

Por más que se les tire un balde de agua en la cabeza -como suelen hacerle al conductor sus propios amigos-, a lo sumo conseguirán que se despabile.

"El etilómetro los tiene agarrados de los pulmones. Cuando soplan, largan todo el alcohol que tienen", señaló el comisario para aclarar por si hiciera falta.

4 conductores dieron positivo el último domingo.

Fue en los operativos en la zona de los puentes carreteros que unen Cipolletti y Neuquén. El comisario Asselborn señaló que entre las 22 del sábado y las 2 de la madrugada del domingo retuvieron cuatro vehículos porque sus conductores se habían excedido con la bebida.

Otro de los falsos mitos para evadir los controles es ponerse una moneda debajo de la lengua al momento de soplar. "Alguien corrió la voz de que el metal de una moneda reduce el número en el alcoholímetro y que, además, cuanto más grande la moneda, mejor", dijo el comisario en diálogo con LM Neuquén.

El funcionario creyó necesario desmitificar estos consejos que en vano se transmiten en el boca a boca y que lo único que hacen es aportar a una mayor inseguridad en las vías de circulación.

En los últimos meses, el consumo de alcohol hizo estragos en las calles de la ciudad. El tema hizo que se aprobara una ordenanza de tolerancia cero de alcohol y estupefacientes en el Concejo Deliberante.
"Lo típico es encontrarse con conductores que están masticando chicle o comiendo caramelos", como para aferrarse a algo ante la inminencia de un control, describió el efectivo. Al margen de lo que ocurre en la ciudad, proliferan tretas varias en la web. Por caso, existe la creencia de que masticar un grano de café impide la detección de alcohol. Otra falsedad como la de los comedores de césped de la ciudad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído