El clima en Neuquén

icon
Temp
79% Hum
La Mañana reclamos

Cuáles son los reclamos de los instructores de la escuela de esquí Chapelco

Manifestaron su malestar con la empresa concesionaria por las condiciones laborales, por cuestiones salariales y por la pérdida de vínculo con la comunidad de San Martín de los Andes.

La Asociación de Instructores de la Escuela de Esquí Chapelco manifestó su descontento a través de un duro comunicado por una serie de reclamos que no fueron atendidos por la empresa que tiene la gestión de la concesión del cerro.

Los instructores advirtieron a las autoridades municipales y provinciales sobre las condiciones laborales y salariales que afectan a los 150 instructores que trabajan en el cerro cada temporada como así también por la pérdida de actividades para fortalecer el vínculo con la comunidad de San Martín de los Andes.

Te puede interesar...

“Nuestros reclamos tienen que ver con un descontento salarial, con la parte de eventos culturales destinados a la comunidad que se fueron perdiendo año tras año, como el chocolate caliente por el Día del Niño, el primer y último día gratis. Actividades que se hacían de forma directa con la comunidad”, describió el vocal de la Asociación de Instructores de la Escuela de Esquí Chapelco, Marco Gasparini, a LMNeuquén.

Chapelco. Esquí.

Señaló que por la Fiesta del Montañés se siguen haciendo desfiles en la localidad, pero se perdieron las actividades que se hacían antes en el centro de esquí en relación a esos días festivos, como la bajada de antorchas. “Bajo otras excusas ahora se dejaron de hacer y esa relación se va perdiendo con la comunidad. A la gente del pueblo que no puede esquiar les quedaba eso, subir el Día del Niño, disfrutar del arrastre, de un chocolate caliente. Si se pierde eso se genera también una brecha social que no está bueno”, advirtió Gasparini.

El vocero recordó que la concesión del cerro se otorgó a la empresa Nieves de Chapelco S.A. hace más de diez años y que actualmente hay una prórroga por tres años con una negociación por otros 20 años más.

Puntualizó que no están en contra de la empresa, sino que pretenden mejores condiciones laborales y salariales. “En principio queremos un aumento mayor y que se vuelva a un porcentaje directo de la hora de venta por ventanilla. Esta empresa va a renovar la concesión y no queremos estar esos 20 años cada vez peor”, destacó.

Gasparini explicó que el grupo de instructores es la cara visible del cerro, que trata de forma directa con turistas, y tienen que poner sus propios equipos que son carísimos y deben mantener.

“Antes se ganaba un porcentaje de la venta por hora de clase. Al entrar la concesión se dieron cuenta que la escuela era una importante fuente de ingreso y nos quisieron quitar el porcentaje. El grupo se negó porque es un trabajo que requiere capacitación, formación, equipos, tiempo y físico”, relató.

Explicó que la empresa no aumentó el valor de la hora por dos años, por lo que se terminó cediendo el porcentaje y se creó el valor mucho más bajo de referencia. “Se mantuvo el porcentaje de pago de acuerdo al nivel (de principiantes a experto), pero sobre un valor de referencia inferior a la venta por ventanilla de la hora de clases”, agregó.

Al aumentar un 50% el valor en ventanilla, les pagan el aumento, pero sobre un valor más bajo. “Se genera una brecha entre la hora de venta al público, si se pagan 15 mil pesos las dos horas de clases, la hora de referencia que es más bajo, un poco más de 2.000 pesos”, ejemplificó.

Dijo que los porcentajes dependen del nivel de instrucción (divido en 5 niveles) y la antigüedad. Antes era un porcentaje directo de la venta de hora de clase y ahora es sobre un valor inferior de referencia.

“Para un instructor de nivel 1, principiantes e intermedios es muy cara la capacitación, no deja de ser caro formarse. Un instructor con un nivel 1, con el aumento de este año estaría ganando 1.100 pesos por hora, mientras que a la empresa le quedan más de 7 mil pesos. Es mucha la diferencia”, ejemplificó.

Además, el otro relamo es por la precariedad en la que desarrollan su profesión, dado que no cuentan con baños propios y deben hacer fila en los sanitarios públicos entre clase y clase.

El instructor sostuvo que las respuestas son siempre las mismas. “Nos causa malestar porque vemos cómo se mejoran otros sectores y la escuela de esquí Chapelco, que es una fuente de ingresos muy grande, está postergada”.

Lo más leído