Cuatro entraderas condenan a la violenta banda vip

El tribunal consideró que existían pruebas válidas por los hechos ocurridos durante el 2014.

Neuquén.- Alberto Vilurón, Benito Pereira Caniullan y Franco Cisneros fueron declarados culpables por cuatro violentas entraderas ocurridas entre marzo y junio de 2014 en la ciudad de Neuquén. Un quinto episodio quedó impune ya que los jueces consideraron que no existían las pruebas suficientes para determinar la responsabilidad de la denominada banda vip.

Durante el debate, el fiscal del caso, Maximiliano Breide Obeid, relacionó los cinco hechos ocurridos al tratarse de los mismos autores y la misma modalidad delictiva.

Sostuvo que los acusados hacían trabajos de inteligencia antes de ingresar a las viviendas, luego amenazaban con armas y golpeaban a quienes estaban adentro. Ya en el interior, permanecían al menos media hora para después huir con dinero, joyas, electrodomésticos y autos.

Una de las características que llamó la atención de los investigadores fue que en todos los casos las víctimas fueron amenazadas con ser quemadas con una plancha y fueron atadas con cables.

29 testigos declararon a lo largo de las seis jornadas que duró el juicio contra la banda vip.

Originalmente, la investigación fue por 14 robos, y durante el transcurso se seleccionaron las cinco que contaban con mayor cantidad de pruebas. Se trata de dos entraderas en la zona céntrica y otros tres en los barrios Gamma, Salud Pública y Rincón de Emilio, entre marzo y junio de 2014.

Si bien ninguna de las víctimas pudo reconocer a los acusados porque actuaban encapuchados, el fiscal los relacionó a través de filmaciones, escuchas telefónicas y el reconocimiento de los elementos recuperados en las viviendas de los acusados durante los allanamientos, material que se expuso en el juicio.

Así, Breide Obeid acusó a Vilurón de los cinco hechos, a Pereira Caniullan de participar en cuatro episodios, y a Cisneros como autor de los primeros dos robos.

Por su parte, el abogado defensor Gustavo Olivera insistió en la inocencia de todos sus defendidos y solicitó la absolución de los tres acusados, al no encontrar elementos que “pongan a ninguno de los acusados en el lugar de los hechos”. Aseguró que no existía relación entre los hechos más que simples generalidades, y que hay un condenado en la ciudad de Cipolletti por usar una modalidad similar para robar viviendas. “Se podría decir que es la banda de Valdivia, a quien se podría relacionar con estos hechos, ya que él no sólo amenazó sino que quemó a una mujer con una plancha”, destacó Olivera durante su alegato.

Tras dos días de deliberación, el tribunal integrado por los jueces Martín Marcovesky, Diego Piedrabuena y Héctor Rimaro declaró culpables a los acusados.

“Se van a tener que esmerar”

Ahora será el turno de los jueces de argumentar su declaración. “No estoy de acuerdo, pero vamos a ver cómo lo fundamenta el tribunal y se van a tener que esmerar para argumentar la autoría que no está probada”, expresó el abogado defensor tras el veredicto. En el final se dispuso que los condenados vuelvan a los penales donde estaban alojados antes del juicio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído