LMNeuquen Aluminé

De Mar del Plata a Aluminé con certificados truchos para vender libros

El caso fue protagonizado por cuatro hombres que ingresaron a Aluminé. Fueron los propios vecinos y clientes quienes denunciaron a los vendedores.

Cuatro vendedores de libros, provenientes de Mar del Plata y que movilizaban en dos vehículos, lograron sortear decenas de controles policiales con certificados truchos, con el objetivo de recorrer las calles de Aluminé en busca de nuevos clientes. Los desconsiderados viajeros fueron denunciados por los vecinos, a quienes ellos mismos les habían ofrecido algunos de los nuevos títulos que tenían a la venta.

Según explicó a LMN la secretaria de Gobierno, Miryam Villa, el hecho ocurrió el lunes por la tarde. En ese momento, se recibió una denuncia anónima de los mismos vecinos, en la que aseguraban que personas, oriundas de Mar del Plata, estaban circulando por la ciudad.

Te puede interesar...

Alertados, el personal de Defensa Civil buscó identificar rápidamente a dichas personas. En principio, uno de ellos dijo tener domicilio en San Martín de los Andes (efectivamente había vivido en la localidad cordillerana, pero en la actualidad reside en la costa bonaerense), por lo cual habían accedido hasta esa región.

Sin embargo, para ingresar a Aluminé, los hombres le detallaron al personal policial ser trabajadores esenciales de Neuquén capital, que repartían libros a los docentes de la zona, en el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Cuando se solicitó la ayuda de Gendarmería para identificarlos, se terminó conociendo el verdadero lugar de origen de los vendedores: Mar del Plata.

“Con todo esto, hicimos una denuncia en el Juzgado federal. Además, se les sacaron los vehículos y la mercadería que traían. También se les solicitó que realicen una cuarentena obligatoria de 14 días. Ya que no tienen domicilio en la región, la primera noche la pasaron en un albergue que está acondicionado a tal fin. Después se trasladaron a una vivienda de alquiler, en la cual deberán permanecer hasta que se les permita retirarse de la ciudad”, relató la funcionaria y agregó que de ser necesario, se le pedirá a la Justicia que vigile el regreso de los vendedores de libros, para que no puedan parar en ningún otro distrito.

Villa repasó que el último caso de Covid-19 que tenían en la localidad fue dado de alta el pasado 27 de agosto y que desde ese momento no se han diagnosticado nuevos pacientes positivos. “Es por eso que hemos reforzado los controles. Hay un gran protocolo de cuidados”, señaló a LMN.

Por último, la Secretaria de Gobierno agradeció el accionar de los vecinos al denunciar este tipo de casos, y manifestó que siente que ellos también están preocupados por la cuestión sanitaria en la ciudad.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.0689655172414% Me interesa
7.5862068965517% Me gusta
1.3793103448276% Me da igual
5.5172413793103% Me aburre
83.448275862069% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario