El clima en Neuquén

icon
Temp
73% Hum
La Mañana Agua

¿De quién es la responsabilidad por la falta de agua en la ciudad?

La AIC había advertido sobre la bajante de los ríos y después no se hicieron las obras para mejorar el sistema de captación.

La falta de agua que hoy se registra en la zona centro y este de la ciudad tiene su origen en la sequía que la región viene sufriendo desde hace mucho tiempo y que derivó en la declaración de emergencia hídrica en agosto del año pasado. Esto obligó a la AIC a guardar agua en las represas, una medida que ya había sido comunicada a la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la provincia y al EPAS en marzo.

Si bien no se quiso hacer público, se supo que dentro del organismo que regula los caudales de la cuenca existe malestar porque se había advertido sobre el tema y no se tomaron las medidas que la situación requería. Señalaron que si bien el caudal de los ríos se bajó a la mitad (en el Limay, por ejemplo, pasó de 300 metros cúbicos a 170), la cantidad de agua es suficiente para abastecer a la población y que el problema radicó en que no se hicieron las obras de dragado y el espigón a la altura del brazo del Limay, que corre paralelo a los clubes, que es donde se ubica uno de los sistemas de captación. Y que esto se podría haber realizado, incluso, con los caudales que se tenían antes, algo que el EPAS señaló este martes que no era posible de concretar.

Te puede interesar...

Lo que argumentaron desde la AIC, en números, es que en la actualidad el Limay lleva 15 mil millones de litros de agua por día y que el Neuquén contiene 3 mil millones. “Hay agua para una población de 3 millones de habitantes”, se aseguró.

Hoy, los barrios más afectados por la falta de suministro son Belgrano, Confluencia, Villa Farrel, Santa Genoveva, Sapere, Provincias Unidas y Área Centro Este.

El EPAS informó que esto abarca al 25 por ciento de la ciudad que es alimentada desde estos sistemas de bombeo, ya que el resto se abastece desde Mari Menuco, el cual, según informó el organismo, no registra inconvenientes.

Las tareas que el organismo indicó que hará para reestablecer el servicio, en conjunto con la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la provincia, consiste en el reencauzamiento del río Limay para garantizar los caudales sobre los sistemas de bombeo.

Como primera medida se prolongará el espigón, que permitirá un mayor ingreso de caudal sobre el brazo auxiliar que se extiende por la ribera de los clubes. Y también acciones del mencionado reencauzamiento del río, a la altura de la Isla Verde, con el objetivo de aumentar los niveles que permitan bombear agua a los sistemas ubicados en la calle Leguizamón.

El otro problema serán los tiempos para la vuelta del servicio. Desde el EPAS no se precisó sobre el tema y se habló de “días”, lo que obligará a los vecinos a armarse de paciencia.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario