La sentencia es una medida cautelar y atiende a un pedido formulado en diciembre pasado por la fiscalía, que afirma que Cunha usaba su cargo "en interés propio e ilícito para evitar que las investigaciones en su contra lleguen a buen término".

"No existe la menor duda de que el investigado no posee condiciones personales mínimas para ejercer, en este momento, en su plenitud, las responsabilidades del cargo de presidente de la Cámara de Diputados", señala el fallo del juez Teori Zavascki, al que accedió la AFP.

La decisión lo separó tanto de su mandato como diputado federal como de su cargo de presidente de la cámara, pero no le quita la protección de los fueros privilegiados que le permiten ser juzgado sólo por el máximo tribunal de justicia.

Cunha, de 57 años, es el segundo en la sucesión presidencial de Brasil y, si Rousseff es suspendida por el Senado para iniciar un juicio de destitución el 11 de mayo, quedará en primer lugar detrás del vicepresidente Michel Temer, que reemplazaría a la mandataria.

La fiscalía detalló 11 acciones en las que Cunha, un legislador ultraconservador y dueño de 150 dominios de internet con la palabra "Jesús", actuó en forma ilícita.

"Ya no está en funciones", informó la asesoría de prensa de la Cámara de Diputados. La corte notificó a Cunha la decisión que le quitó de las manos el cargo por el que estuvo en el centro de la tormenta política que golpea a Brasil y que, una vez más, podría modificar el ajedrez del poder en el país.

"La separación de un diputado federal de su mandato, en este caso del presidente de la cámara, puede ser sí una interferencia sin un juzgamiento del plenario del STF", declaró el diputado opositor Pauderney Avelino, del partido DEM.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído