El clima en Neuquén

icon
15° Temp
85% Hum
La Mañana juez

Defensa del juez del híper: "Convalidar esto es retroceder al 24 de marzo de 1976"

El abogado defensor de Diego Piedrabuena comparó la situación vivida por el magistrado con lo realizado por las fuerzas de seguridad durante la última dictadura militar. Además, pidió que se rechace la formulación de cargos.

Luego de escuchar el relato de la fiscalía sobre su teoría del caso de lo sucedido el 12 de diciembre pasado en el hipermercado neuquino, el defensor Francisco Oneto, quien representa al juez Diego Piedrabuena, hizo una enérgica defensa y comparó la situación vivida por el magistrado con la última dictadura militar en Argentina

Para empezar criticó el hecho de no haber tenido de antemano toda la información del hecho para poder "estar en condiciones de ejercer una defensa", aunque adelantó que de igual manera lo haría. Así, primero pidió apartar a la querella porque entendió que solo podrían representar a alguien en condición de ofendido y no damnificados.

Te puede interesar...

Luego se refirió al concurso de los delitos endilgados a Liliana Geldres, cuando no era su defendida, pero entendiendo que es parte de sus argumentos sobre la participación de la querella. "El delito de lesiones no puede ser nunca en concurso con resistencia a la autoridad, porque se trata de una relación de medio a fin, donde estoy lesionando para resistirme a la autoridad. Por esa razón no corresponde que sean querellantes porque no son ofendidos. Porque la conducta no es delito por resultar atípica" y agregó, respecto a la calificación dada a Piedrabuena: "Teóricamente la intimidación que dijo Piedrabuena era que era juez, pero nadie la creyó, hasta el comerciante se reía. Hasta ahí teníamos a un loquito gritando soy juez, y eso no le infunde miedo a nadie. No nos engañemos ni seamos ingenuos. De haber sabido que era un juez, esto no pasaba. Sino que pensaron que era un pordiosero que había ido a comprar al supermercado. El perfil no es coherente con un juez, sino no hubiera ido así al mercado".

A continuación, Oneto se dedicó a realizar una valoración de la prueba presentada por la fiscalía, sobre la resaltó "varias contradicciones". "No hay ningún testigo neutral. Tenemos diálogos, puede dar fe de eso el periodista Carlos Eguií, quien dijo que la testigo que dicen que vio todo, tenía medio de declarar", comenzó su exposición sobre los testigos presentados por la defensa.

"No podemos creerle a los testigos y no creerle a esa captura de videos. Lo que dicen los testigos no se corresponde en modo alguno con lo que pasa con el video. Además hay una serie de videos que tomó Geldres (los que más adelante Piedrabuena solicitó que sean incorporados en esta causa), donde se ve que Amayo vino a increparlos, no vino a calmarlos nada. Por lo que convalidar esto es hacer que la provincia de Neuquén retroceda al 24 de marzo de 1976", destacó Oneto.

Habló de "método setentista" desplegado por el policía Vilurón, al decir "de dónde surge que alguien puede identificar a alguien porque se le ocurre. El pedido de identificación tiene que fundarse en una sospecha razonable. No hubo provocaciones mutuas. No hubo alboroto. No hubo peligro para los demás, todos continuaron pagando y cargando los changuitos. Esa actitud no es ser policía, es ser un matón con chapa".

Juez penal detenido en un shopping

Por otro lado, el defensor se refirió a la declaración de la otra policía, Mayra Garrido, casi calificándola de mentirosa. "Garrido dijo que en ningún momento ni Piedrabuena ni Geldrez se identificaron, pero hay un acta sobre persona privada de la libertad que tiene la identificación de Diego Piedrabuena con todos los datos. Lo identificaron en La Anónima, pero después el acta de procedimiento dice que lo identificaron en la comisaría, acá hay una adulteración de documento publico".

Sobre Garrido también indicó que mentía al hablar de la "famosa lapicera". "La lapicera la metieron para contar la versión cinematográfica porque nos salió mal, ya que pensaban que Piedrabuena era un negrito y resultó que no. Es mentira que la rasguñó y la mordió", indicó y agregó: "Dijo que la detuvieron porque se estaba autolesionando, pero Viluróno dijo que fue porque obstaculizaba el procedimiento, es que estaba filmando. Lo único que se puede obstaculizar filmando, es una actividad ilícita".

Además, habló de que las personas encargadas de la seguridad privada "taparon la filmación, porque no se corrieron y veíamos todo lo que estaba pasando". "Amayo nunca llegó a calmar, aplicó apremios ilegales y no sé como tienen la cara para ocultarlo. Claro, acá fue la lógica de primero te detengo y después veo porqué", sostuvo Oneto.

"Acá hubo un sesgo de confirmación. Se buscó testigos que prueban esa hipótesis. Dónde están todas las personas que estaban en los videos y no declararon. Por todo entiendo que no corresponde que se abra la investigación, que no se haga lugar a la formulación de cargos, porque no hay elementos que permitan fundar una sospecha, y solicitamos que se tenga por apartado a la querella", peticionó el abogado defensor del magistrado Piedrabuena.

A su turno, la defensora oficial Laura Giuliani indicó que el día lunes 4 fue designada como la defensora de Liliana Geldres, por lo que no tuvo tiempo suficiente para ver la totalidad de la prueba. Sin embargo, confió que en lo que pudo observar, "vio varias contradicciones".

"Si pude ver la audiencia del 22 de diciembre, donde la doctora Pérez de León (antigua defensora de Geldres) dijo que se había hecho una denuncia por abuso de autoridad y dice que no se podía formular cargos hasta que no se resuelva lo otro", indicó la defensora y adhirió al planteo de su colega sobre el concurso del delito de lesiones.

También se expresó como "mujer que defiende a una mujer". Así manifestó: "Como mujer defendió a su esposo que estaba sufriendo una agresión ilegitima. Esto es lo que pude ver hasta ahora de lo que pude ver y evaluar. Hay varias contradicciones, porque lo quería proteger, porque estaba recién operado. Fue dado de alta el 10 de diciembre y llegó a Neuquén el día anterior. Esto fue una cuestión de supervivencia, de protección. En los videos de ella, se ve que ella dice que esta recién operado".

Por todo ello, al igual que su colega solicitó que no se haga lugar a la apertura de la investigación ni se tengan por formulados los cargos.

audiencia juez piedrabuena

"Lo único que ocurrió es una agresión hacia mi persona y mi esposa"

Tras exponer los dos defensores, el propio juez Piedrabuena, imputado en la causa, pidió hacer uso de la palabra. "Es verdad que en esta audiencia no se produce prueba, pero sí se que se se valora, usted (hacia la magistrada) tiene que juzgar por el principio de buena fe y ni la fiscalía ni la querella deben mentir, pero acá están diciendo cosas que no son exactas", afirmó el juez.

Así, negó haber llamado al jefe de la policía (cuando la fiscal dijo que le pidió a la persona con quien hablaba que llamara al jefe de la policía) y sostuvo "no se quien es, ni el nombre de pila, mucho menos lo llamé ese día". Luego destacó que la calificación que se le pretendía dar era "una broma de mal gusto" porque "tan intimidados estaban Vilurón y Amayo que me revolcaron en el piso y dieron una paliza. Amayo no me detuvo, me golpeó, agarró de la espalda y provocó que se desprenda un punto de la operación. Hay una desproporción absoluta".

"Pareciera que porque le faltó el respeto, lo reprimo. Acá hay mentiras que surgen que son graves. El cajero llegó a la locura de decir que lo empujé al policía", cuestionó el juez acusado y agregó: "Estaba a 3 metros de Mella". "Vilurón me siguió 100 metros y arrebata desde atrás".

"Mi papá, mi tío y mi abuelo son policías. Vengo de una familia de policías. Mi papá fue un policía honesto. No como los policías que estoy denunciando. Lo único que digo es que miren los videos. Si hay algo que ocurrió es una agresión hacia mi persona y mi esposa. Después todo lo que hay es una elucubración para cubrir lo que hicieron. Pero además, si es tan bueno formular cargos, porque no se los formulan a los policías"

A continuación, cargó contra el Ministerio Público Fiscal. "Hay todo un andamiaje y usando todo el MPF para acusarme. Es llamativo el esfuerzo. Es llamativo todo lo que ocurrió", expresó e indicó que en la audiencia pasada pretendía ser escuchado porque no correspondía la declaración de rebeldía, que por ella misma, el fiscal general pidió un jury contra el magistrado neuquino. "Estas cosas son graves y me perjudicaron", sostuvo.

"Entiendo que no está dado el mínimo grado de sospecha. Alcanza con ver los videos. Hay falsedades ideológicas cuando tomaron todos los testimonios. La prueba no reúne el valor mínimo de confianza y la fiscalía debería revisar todo esto", sentenció el juez Piedrabuena.

jueza-patricia-lupica-cristo-audiencia-piedrabuena.jpg

Resolución y respuesta sobre la dictadura

Tras ello, la jueza pasó a resolver y rechazó los planteos de la defensa. La magistrada Patricia Lupica Cristo avaló los cargos contra Diego Piedrabuena por el delito de atentado a la autoridad, agravado por ser contra un funcionario publico; y contra Liliana Geldres porel delito de resistencia a la autoridad y lesiones leves agravadas por ser contra un funcionario judicial (siendo dos hechos, dos policías). Además, fijó dos meses como plazo de investigación.

Pero también hizo hincapié y dijo que era una opinión aparte de la resolución lo referido a la comparación con la dictadura. "Las manifestaciones que hizo Oneto al comparar esta situación que sufrió su defendido en el hipermercado con lo vivido el 24 de marzo de 1976. Constituye una falta de respeto a las víctimas de los delitos de lesa humanidad de este episodio en el país", expresó la magistrada de Cutral Co y ante ello, Oneto respondió: "No es ninguna falta de respeto. El 24 de marzo de 1976 las fuerzas de seguridad y las fuerzas armadas se ampararon en un aparato estatal para cometer delitos. Lo mismo que esta pasando acá, se han amparado en su condición de policías para cometer un delito. Lo dije y lo sostengo y me hago cargo de las consecuencias".

Llamativamente, ninguno de los dos defensores plantearon revisión de la decisión de la magistrada, ya que con anterioridad cada resolución había sido o recusada o cuestionada. El próximo capítulo podrá ser una audiencia donde se debata la formulación de cargos contra los efectivos policiales, la que está en la Fiscalía de Actuación Genérica; o lo que resuelva la Comisión de Enjuiciamiento sobre los pedidos de jury contra el magistrado Piedrabuena (por el presidente del TSJ y por el fiscal general) y sobre el pedido de jury contra el fiscal jefe Maximiliano Breide Obeid (pedido por Oneto).

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

8.6614173228346% Me interesa
4.7244094488189% Me gusta
3.1496062992126% Me da igual
4.7244094488189% Me aburre
78.740157480315% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario