El clima en Neuquén

icon
11° Temp
37% Hum
La Mañana pastelería

Dejó todo para jugarse por la pastelería y triunfó al abrir su negocio en plena pandemia

En octubre del año pasado, Nadia Salvo reacondicionó el garage de su casa para lanzar el local La Mousse, donde ofrece sus delicias de autor. 

Y de pronto darse cuenta que es ahí donde no queremos estar, levantarnos, pegar el portazo e ir por nuestros sueños. Una escena de película o la fantasía de muchos, cansados de trabajos agobiantes o simplemente de la rutina que aburre y enajena. Para Nadia Salvo, eso no quedó en el plano del deseo, fue el primer paso que la llevó a jugarse por lo que quería: tener su local de pastelería, anhelo que se concretó en octubre del año pasado, en plena pandemia de coronavirus, cuando levantó las persianas de La Mousse, en la calle Tostado 320 del barrio Lejos de Buenos Aires.

Corría el año 2015 cuando, un día, Nadia amaneció y decidió abandonar los números y su puesto de tesorera en una financiera. Una determinación similar al personaje de Norman Briski en el célebre film La Fiaca. La diferencia aquí fue que, lejos de tomarse un descanso, Nadia emprendió un camino arduo para lograr su objetivo. La responsabilidad de criar a su hijo sola no la detuvo. Hacía cinco años que había fallecido su marido y ese profundo dolor fue el eslabón inicial para la toma de conciencia de elegir cómo continuar su vida.

Te puede interesar...

"Las pérdidas te enseñan algunas cosas. Una mañana me levanté y dije 'nunca más el trabajo a nadie'. Y renuncié. A la tarde me di cuenta de lo que había hecho y me puse un poco nerviosa", reconoció la pastelera en diálogo con LM Neuquén. "Es muy loco, porque muchas veces pensás que luego de tomar decisiones drásticamente, puede venir una montaña de problemas. La verdad es que no fue así, se me hizo todo más fácil aún", reflexionó.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCPbMJdhnivI%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAOmiKnGB6VLWDKmf1flIAyeh7PZAMgTfMUi2mTe6K6ZBQOD1UoTl9taziQV8ibkshiUTy1uGAQggrzU4rdEJGQDIZBoW5fZAnZBEAh9rQ0RMaHIq4Y1FZBbyV7dHejRjBJuQQedd5tRjfwIHQWA8MB3x2dNsecZBgZDZD

"Yo siempre he sido muy emprendedora. A lo largo de mi vida inicié muchos proyectos en paralelo con mis trabajos. Siempre me fue bien, pero cuando yo veía el éxito cerca, me daba miedo enfrentarme a eso; entonces lo terminaba dejando. Además, estudié varias cosas, siempre por la mitad", contó Nadia, quien además de estar a punto de recibirse de técnica en marketing, tuvo a cargo catorce revendedoras de lencería, ofreció sus servicios de decoración para eventos y desayunos a domicilio.

ON - pastelería La Mousse (19).jpg

Con la experiencia adquirida luego de seguir la recomendación de su psicóloga y estudiar pastelería en 2012 en Cocineros Patagónicos -y tras ese momento de duda-, Nadia comenzó a avanzar a paso firme con la venta de sus piezas de pastelería a través de las redes sociales.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FB8d4aGmnd9A%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAOmiKnGB6VLWDKmf1flIAyeh7PZAMgTfMUi2mTe6K6ZBQOD1UoTl9taziQV8ibkshiUTy1uGAQggrzU4rdEJGQDIZBoW5fZAnZBEAh9rQ0RMaHIq4Y1FZBbyV7dHejRjBJuQQedd5tRjfwIHQWA8MB3x2dNsecZBgZDZD

"Me organicé, ordené los días de producción, empecé a hacer etiquetas y a tomar pedidos. Ese mismo año me convocó el chef Martín Clavero para participar de la feria internacional del libro. Juntos dimos clases de pastelería a más de 200 personas y al año siguiente me llamaron nuevamente. También participé dando clases en el Festival Argentino de Food Trucks, organizado por Florencia Zambecchi en el Paseo de la Costa. Mientras, yo seguía haciendo pastelería por encargo y, a veces, le elaboraba tortas a Cuore Di Panna. En un momento me llamaron de La Finca La Nonnina y fui a hacer pastelería para los eventos. Un día estaba revolviendo un brownie en un fuentón de 50 kilos, con el brazo manchado hasta arriba y me pregunté '¿qué hago acá con todo el potencial que tengo?'. De haber tomado la decisión de ser independiente, estaba nuevamente haciendo algo para alguien. Así que renuncié y empecé a trabajar sola en casa", recordó.

ON - pastelería La Mousse (10).jpg

Tomar impulso en un contexto de restricciones

Tras retomar el camino por la vía autónoma, Nadia -al igual que otros comerciantes y emprendedores.se vio limitada por las restricciones impuestas debido a la pandemia de coronavirus. "Me pegó muy duro porque se me caían muchos pedidos que tenía. Hubo dos semanas en las que estuve muy mal. Y pensé: '¿Qué hago? Tengo que sacar mi pastelería a la calle como sea. Así que compré una caja grande de telgopor y armé boxes de pastelería moderna. Vendía entre 30 y 35 cajas por fin de semana. Publicaba en redes sociales y repartía sábado y domingo. No lo vas a creer, pero con las ventas de esas cajas armé mi local: compré el mostrador, el cartel, el toldo", aseguró.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FB8d4xwKnxOz%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAOmiKnGB6VLWDKmf1flIAyeh7PZAMgTfMUi2mTe6K6ZBQOD1UoTl9taziQV8ibkshiUTy1uGAQggrzU4rdEJGQDIZBoW5fZAnZBEAh9rQ0RMaHIq4Y1FZBbyV7dHejRjBJuQQedd5tRjfwIHQWA8MB3x2dNsecZBgZDZD

"Yo alquilo la casa donde vivo, así que le pregunté al dueño si podía remodelar el garage. Me dio el okey y lo acondicioné con el dinero que había ganado y otro que tenía ahorrado. Compré unas máquinas que en ese momento estaban a precio y logré abrir el local en octubre del año pasado. Hice una súper producción para la apertura que se agotó en un día y medio", destacó Nadia con orgullo.

"Al principio abría de martes a sábado, pero me di cuenta que por el tipo de pastelería que hago no puedo abrir todos los días. Yo sola elaboro todo. No uso crema vegetales, trabajo todo con chocolate cobertura, pastas italianas y la materia prima de excelente calidad, que se puede ver en la terminación de mis productos, que en heladera duran 48 horas. Por eso ahora trabajo pocos días, para ofrecer un producto fresco", dijo y precisó que actualmente levanta la persiana de su comercio los miércoles, jueves y viernes de 15 a 19 y los sábados de 10 a 17.

ON - pastelería La Mousse (8).jpg

Una perdición

Navegar por las redes sociales de La Mousse o entrar al local es una perdición. Entre los impecables y coloridos macarons, eclairs, lingotes de diferentes diferentes variedades de chocolate, Red Velvet, Cheese Cake, Tiramisú, Carrot Cake y una llamativa y tentadora variedad de tartines, se hace difícil elegir.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCKozVeWn5Uy%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAOmiKnGB6VLWDKmf1flIAyeh7PZAMgTfMUi2mTe6K6ZBQOD1UoTl9taziQV8ibkshiUTy1uGAQggrzU4rdEJGQDIZBoW5fZAnZBEAh9rQ0RMaHIq4Y1FZBbyV7dHejRjBJuQQedd5tRjfwIHQWA8MB3x2dNsecZBgZDZD

"Yo hago porciones de pastelería individuales que acá en Neuquén no se encuentran mucho. Algunos los invento yo, como las piezas de frambuesa y coco", comentó Nadia, al tiempo que advirtió que las propuestas fueron variando a partir de los cambios de estación y la demanda de sus fieles clientes que se acercan desde distintos puntos de Neuquén, principalmente desde Rincón de Emilio, la zona del Río Limay, y la localidad de Centenario.

"La mayoría vienen de lejos, son pocos del barrio. Las redes sociales son el puntapié para la venta. Creo que hoy en día un negocio no precisa estar en el centro porque si hacés un buen producto, la gente va desde donde sea", subrayó.

"Lo que más se vende y le encanta a todos es mi Carrot Cake que es un bizcocho de zanahoria con nueces, canela, relleno con una crema de queso y chocolate blanco. También hago una variedad de tartas con frutos secos y toffee de avellanas, frambuesas y chocolate blanco, banana, y pastelería glaseada. Eso lo saco una vez al mes con otras propuestas de más modernas porque me he dado cuenta que el público de Neuquén le gusta el producto clásico hecho de manera distinta", advirtió deslizando que hay mayor reserva en torno a apuestas más disruptivas o excéntricas.

ON - pastelería La Mousse (12).jpg

"Cuando abrí el local hacía otro tipo de lingotes y fui acotando a lo que la gente me pedía. Por ejemplo, no hago cosas con crema pastelera, que me encanta, porque sale poco. Igualmente nunca llegué a quedarme con mercadería sin vender", aclaró.

"Una amiga un día me preguntó: '¿cómo sabés que vas a vender todo?'. Y la verdad es que yo no pienso en eso. Yo me levanto a las 4:30 de la mañana para elaborar, de lunes a lunes (los domingos quizás un poquito más tarde). Para mi es la mejor hora, me siento muy enérgica. Corto al mediodía para almorzar y arranco nuevamente de 15 a 18. Yo me levanto con mucho entusiasmo y no pienso en si voy a vender. Simplemente me levanto a trabajar porque mi negocio tiene que estar abierto. Sé que tengo un producto muy bueno, que lo tengo que cuidar y trabajo para eso ", sostuvo.

"Lo bueno de lo que me pasó en los últimos años es que yo puse el precio de mi trabajo. Es tan gratificante porque sentís que valió todo el esfuerzo. En la cocina encontré esa parte artística, creativa mía y ese costado estructurado que también tengo. La pastelería junta esas dos cosas en las que yo he encontrado el caminito perfecto", resaltó.

Influencias y expansión

En materia de excelencia pastelera, Nadia admira el trabajo del maestro estadounidense Antonio Bachour y el español Jordi Roca Fontané. En tanto, mientras elabora sus exquisiteces escucha videos motivacionales de emprendedores, entre ellos el español Sergio Fernández.

"Tiene una página en YouTube que se llama 'Pensamiento Positivo', es muy interesante. En una de sus conferencias dijo que uno se tiene que enfocar en lo que sabe hacer mejor. A mí ese pensamiento me abrió mucho el panorama porque cuando hacés muchas cosas a la vez, no podés especializarse y ser el mejor en eso. Las tortas por ejemplo no son mi fuerte, por eso lo hice a un lado y me dediqué exclusivamente a hacer piezas de pastelería moderna", señaló Nadia.

ON - pastelería La Mousse (6).jpg

Feliz con los resultados que logró con La Mousse, Nadia planea su crecimiento. "En 35 días accedo a un horno mucho más grande del que tengo. Una fábrica me dejó pagarlo en dos veces. Para mi eso es mirar con otros ojos mi negocio porque la producción está aumentando y voy a tener que tomar un empleado. Además creo que de acá a fin de año voy a abrir un negocio más grande o una cafetería. Esto se va a agrandar, es lo que visualizo", remarcó con convicción.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.5921052631579% Me interesa
90.131578947368% Me gusta
2.3026315789474% Me da igual
0.98684210526316% Me aburre
0.98684210526316% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario