Denuncian brote de gastroenteritis por contaminación del río Agrio

Vecinos de Loncopué están preocupados por la salud de la población y detallan que en enero el hospital tomó una muestra que dice que el agua está contaminada.

Vecinos de Loncopué se encuentran preocupados por la salud de la población debido a un brote de gastroenteritis. Sostienen que los diferentes casos se deben a que el agua del río Agrio está contaminada con líquidos cloacales sin tratamiento.

"Recorrimos Loncopué y pudimos constatar dos conexiones ilegales, que realizó el mismo Municipio, mediante las cuales están vertiendo líquidos cloacales crudos al río Agrio (afluente principal del río Neuquén)", denuncian los vecinos en un comunicado y destacan que la ciudad no cuenta con una planta de tratamiento de líquidos cloacales.

Cinthia Arteta y Celeste Fierro explican que uno de los caños está ubicado en el barrio 96 viviendas, donde antes había una planta de tratamiento pero que fue desmantelada en el año 2000; mientras que la otra conexión se encuentra a 200 metros río arriba de la confluencia del Agrio con el arroyo Loncopué.

"Hay un tercer lugar en el que se montó un invento casero de pozo ciego en el barrio Cooperativa, donde el municipio hizo un drenaje y caen cloacas, lo que se llenó y colapsó. En el lugar quedó un canal a cielo abierto con aguas servidas y a unos 500 metros está la toma de agua para la localidad", detallaron los vecinos.

Por otro lado, comentaron que luego de varias conversaciones con los vecinos se pudo constatar un número importante de vecinos con problemas estomacales, que en muchos casos fueron diagnosticados como gastroenterirtis. Contaron que incluso debieron ser suspendidas las clases por la cantidad de gente afectada.

Las pruebas

Un análisis realizado por el hospital de Zapala, con fecha del 30 de enero de 2016, demostró que el agua no es potable, pese a que los vecinos la consumen. Sin embargo, el informe recién fue revelado el pasado 3 de abril luego de que los vecinos exigieran claridad en el tema.

"Lo que llama la atención es que desde aquel 03/04/2016 en que el director informó que el agua vertiente no era apta y que el agua de la red era potable, casualidad los casos de diarrea crecieron en más de 100 casos, pero hay gente que no pasa al hospital desconformes con la atención", finaliza el comunicado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído