Denuncian una brutal golpiza de la Policía a una familia

Ocurrió en el barrio Villarino de Cipolletti. Desde la comisaría dicen que fue en medio de un procedimiento y que lesionaron a efectivos.

Cipolletti
Un incidente entre agentes de la Policía rionegrina y un grupo de jóvenes en el barrio Villarino dejó heridos en ambos bandos y denuncias cruzadas. Una familia de dicha barriada cipoleña hizo pública una denuncia contra efectivos de la Unidad N°24 por un violento procedimiento en el que se llevaron detenido a un abuelo de 71 años y a un adolescente de 17.

Andrea Soto, hija del hombre detenido, explicó lo sucedido el miércoles por la noche en la esquina de Falucho y Primeros Pobladores, cuando personal policial se hizo presente en la vivienda de su padre en busca de un supuesto ladrón. En diálogo con este medio, la mujer aclaró que primero increparon a su hermano de 17 años que estaba en la vereda.

Tres personas fueron detenidas por la Policía tras el incidente en el barrio Villarino.

Por lo gritos y el escándalo que se armó en la calle, su papá salió a ver qué pasaba y también fue golpeado. “Le desfiguraron el rostro a golpes y le rompieron los dientes. Mi papá tiene problemas en la columna y ahora no se puede mover”, contó Soto.

La mujer manifestó que la Policía actuó con una violencia desmedida e intentó ingresar al domicilio pateando puertas y disparando con una escopeta. “Disparaban desde afuera. Otro de mis hermanos sufrió las consecuencias y tiene los perdigones marcados en las piernas”, detalló indignada. Tras el tumulto, el abuelo, su hijo de 17 años y otro joven de 27 fueron detenidos y trasladados a la unidad policial por averiguación de antecedentes. Sin embargo, la familia denuncia que allí continuaron golpeando al anciano. “Mi papá estuvo dos horas en el calabozo sin atención médica”, disparó con enfado la mujer.

La versión policial
Desde la comisaría, Julio Gutiérrez habló esta mañana sobre lo sucedido y puso el foco en la agresión a dos policías, que recibieron golpes de puño en la cara.

En diálogo con LU19, el responsable de la Unidad 24 dijo que recibieron un llamado denunciando el robo de una batería en una camioneta Ford Ranger.

Al llegar al lugar del hecho, no encontraron el vehículo, pero sí vieron a tres jóvenes sentados en la vereda. Cuando intentaron identificarlos, los adolescentes se negaron violentamente, explicó Gutiérrez, y dijo que “salieron los familiares y comenzaron a agredir al personal policial”. Según el comisario, dos policías resultaron lesionados por golpes de puño en el rostro y es por eso que demoraron a las tres personas. Se les inició una causa por resistencia a la autoridad que quedó a cargo del Juzgado N°6.

FRASE
“Le desfiguraron el rostro a golpes y le rompieron los dientes. Mi papá tiene problemas en la columna y ahora no se puede mover. Disparaban desde afuera. Otro de mis hermanos sufrió las consecuencias y tiene los perdigones marcados en las piernas”.
Andrea Soto Familiar de los detenidos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído