El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum
La Mañana niños

Descansan mejor los niños que duermen con sus mascotas

Un estudio canadiense destaca que la calidad del sueño de los chicos puede mejorar con sus animales.

El sentido común podría indicar que pasar la noche con un animal afectaría la calidad del descanso. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista Sleep Health observó que el sueño de los chicos que comparten cama con sus mascotas no solo es igual al de quienes duermen solos, sino que hasta podría ser de mayor calidad.

El hallazgo se produjo de manera fortuita, cuando los investigadores analizaban los resultados del Healthy Heart Project, un estudio longitudinal financiado por los Institutos Canadienses de Investigación en Salud que explora los vínculos entre el estrés infantil, el sueño y el ritmo circadiano. Y es que la calidad del descanso está dada por varios factores, como indica Jennifer McGrath, profesora de psicología y directora del laboratorio. "Pudimos no solo analizar la hora de dormir y la cantidad de tiempo de sueño, sino también el tiempo que tardamos en conciliarlo, los despertares nocturnos (interrupciones) y la calidad".

Te puede interesar...

Así, niños y padres respondieron sobre las rutinas a la hora de acostarse y la higiene del sueño . Además, durante dos semanas, los niños usaron wearables (dispositivos electrónicos que se incorporan a la vestimenta) y completaron registros diarios para rastrear su sueño. También fueron equipados con un dispositivo de polisomnografía casero para permitir a los investigadores registrar sus ondas cerebrales mientras dormían.

"Una de las preguntas sobre la higiene del sueño era si compartían la cama con una mascota", relata McGrath. Y lo primero que sorprendió a los investigadores fue la cantidad de niños que lo hacen: uno de cada tres duermen acompañados por sus fieles compañeros. "Dormir con una mascota es algo que hacen muchos niños y no sabemos cómo influye en su sueño", pensó la autora principal del artículo, la estudiante Hillary Rowe.

"Entonces, desde la perspectiva de la ciencia del sueño, sentimos que esto era algo importante para analizar", destacó. Así fue que dividieron a los participantes en tres grupos, y descubrieron que el descanso tanto de quienes dormían a veces con una mascota, así como de quienes lo hacían frecuentemente y de quienes nunca lo hacían eran similares en todas las dimensiones del sueño. "Los hallazgos sugieren que la presencia de una mascota no tuvo un impacto negativo en el sueño", señala Rowe. Y cerró: "Encontramos que los niños que dormían con sus mascotas con más frecuencia informaron una mejor calidad de sueño percibida, especialmente entre los adolescentes".

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

15.384615384615% Me interesa
61.538461538462% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
23.076923076923% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario