El clima en Neuquén

icon
10° Temp
66% Hum
La Mañana Filipinas

Destrozos y al menos 16 muertos por un tifón

Ocurrió en Filipinas. Hay graves daños y cientos de desaparecidos.

Una vez más, Filipinas sufre el paso de una tormenta. En este caso se trata del tifón Phanfone, que con ráfagas de hasta 190 kilómetros por hora dejó hasta el momento un trágico saldo de al menos 16 muertos y destrozos en decenas de viviendas y redes eléctricas, que dejaron a miles de personas sin luz. El fenómeno climático afectó a varias islas de la zona y las autoridades siguen buscando a cientos de personas desaparecidas, por lo que no se descarta que el número de víctimas fatales crezca considerablemente con el correr de las horas.

A muchos filipinos el temporal los sorprendió en las rutas, mientras regresaban a sus casas luego de los días feriados por la Navidad.

Te puede interesar...

Phanfone impactó cerca de las regiones afectadas por el tifón Haiyan que arrasó el país en noviembre de 2013, considerada la tormenta más poderosa en su historia. En aquella ocasión, se registraron más de 6000 muertos producto de las lluvias y los vientos intensos.

Si bien el tifón Phanfone tocó tierra en Nochebuena, el miércoles se desplazó con fiereza sobre las islas de la región central de Filipinas. Más de 58.000 personas debieron ser evacuadas en las horas previas a la tormenta y otras 15.000 quedaron varadas en los puertos debido a que la intensidad de los vientos obligó a las empresas de ferry, que trasladan a la gente de una isla a otra, a suspender sus servicios.

Según informaron los medios locales, entre las víctimas fatales, una familia completa murió tras ser arrastrada por una inundación repentina en el momento en que escapaban en busca de terrenos más elevados del nivel del mar.

"Muchas personas han perdido sus casas y necesitan comida", dijo ayer Richard Gordon, presidente de la Cruz Roja en Filipinas, quien añadió que la electricidad y agua habían sido cortados en varias zonas y que la restauración de estos servicios podría llegar a tomar varias semanas.

También se reportaron daños en la isla de Boracay, uno de los puntos turísticos más populares de Filipinas, aunque por el momento las autoridades no dieron precisiones acerca de las consecuencias.

Un turista coreano, Jung Byung-joon, contó que el aeropuerto Kalibo, al que arriban quienes visitan Boracay, estaba muy dañado. "Las vías siguen bloqueadas, aunque se realizan esfuerzos para despejar los daños. Pero todo está bastante mal", declaró.

En otra ciudad turística, Tacloban, se produjo un gran incendio provocado por cortocircuitos debido a la caída de postes de luz, todo potenciado por los vientos, aunque pese a esto no se registraron daños graves como en 2013, cuando el paso de Haiyan generó una marejada que penetró profundamente en esta localidad con más de 220.000 habitantes.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario