El clima en Neuquén

icon
17° Temp
39% Hum
LMNeuquen Fidel

Diego y Fidel: el vínculo entre dos amigos que murieron el mismo día

Con cuatro años de diferencia, el astro del fútbol y el líder cubano murieron el mismo día, un 25 de noviembre. Los unía una sentida amistad.

Hay muchos rasgos que unían a Diego y a Fidel. Ambos trascendieron las fronteras de sus propios países con una fama indiscutible. Los dos tenían ideas políticas muy marcadas, enfrentaban al mundo con actitudes muchas veces cuestionadas y eran amados y odiados por las multitudes con la misma intensidad.

Criticados e idolatrados al mismo tiempo, los dos compartían una amistad de más de 30 años y una fecha que los vinculará para siempre: ambos murieron un 25 de noviembre.

Te puede interesar...

Diego Maradona nunca ocultó su fascinación por la Revolución Cubana. Quizás por compartir nacionalidad, consideraba al Che Guevara como un ídolo y expresaba públicamente su apoyo hacia los ideales del líder revolucionario y sus posturas políticas. La admiración era tan grande que el astro del fútbol decidió tatuarse el retrato más famoso del Che, para llevarlo siempre en uno de sus brazos.

maradona-fidel-castro-3.jpg
Diego y Fidel: el vínculo entre dos amigos que murieron el mismo día

Diego y Fidel: el vínculo entre dos amigos que murieron el mismo día

En 1987, Maradona viajó a Cuba a recibir un premio de Prensa Latina, que lo había considerado el mejor deportista del año por votación popular. Los periodistas que debían convencerlo se enfrentaron a una tarea difícil: convocar a una estrella del fútbol que estaba en la cresta de su popularidad.

"Hasta que Diego se paró y dijo: “bueno, sí… voy a Cuba, pero con una condición”. “¿Cuál?” preguntamos a dúo. “Llevo a siete mujeres”. Cuando estábamos a punto de esgrimir argumentos en contra, señalando recato y decencia, Maradona se rió a su manera: “La Tota, Claudia, Dalma, mi hermana…” y siguió enumerando", relataron los cronistas.

Ya se acababa el mes de julio cuando Diego y su séquito llegaron a la isla. El futbolista, que ya tenían una inclinación hacia las políticas de izquierda, se maravillaba al salir del hotel Habana Libre y descubrir que en las calles de La Habana no habían niños descalzos. Fidel había dado órdenes de que nadie lo molestara, por lo que ningún cubano se acercaba a menos de 10 metros de distancia. Maradona podía visitar las playas y dejarse mojar por el agua turquesa que baña la isla: algo que no había hecho en años.

El 28 de julio se conocieron. "Maradona está enloquecido", le contaban los periodistas que estaban en Cuba a los redactores de los diarios porteños. Fidel se había sacado su mítica gorra verde militar para dársela como un obsequio. Diego pidió que se la firmase, para que nadie en el mundo confundiera el valioso regalo con una gorra que se compra en una tienda cualquiera.

Ese día comenzó una amistad que quedó registrada en todos los diarios del mundo. Diego regresó en diferentes ocasiones a visitarlo y se retrató junto al líder cubano con su esposa Claudia y sus hijas, Dalma y Giannina. Los fotógrafos capturaban cada encuentro: a un Fidel alto, con su pelo canoso, su barba poblada y su eterno uniforme verde y a Maradona con su estatura modesta, sus rulos renegridos y su equipo de gimnasia. Compartían habanos, charlas sobre política y una pelota de fútbol.

maradona-fidel-castro-2.jpg
Diego y Fidel: el vínculo entre dos amigos que murieron el mismo día

Diego y Fidel: el vínculo entre dos amigos que murieron el mismo día

El lazo entre Diego y Cuba se afianzó más y más. Las playas paradisíacas de la isla eran su punto de fuga y también su refugio cuando las adicciones parecían ponerlo en jaque. En enero de 2000, cuando la muerte se presentó casi como el destino inexorable para su abuso de sustancias, Fidel le abrió las puertas de la clínica La Pedrera para que completase una exitosa desintoxicación.

Diego nunca ocultó su gratitud hacia Cuba. Se fotografiaba con un puro entre los labios, con una gorra verde militar y su mítica estrella roja, con el rostro del Che impreso para siempre en el brazo. No escatimaba las palabras de amor hacia el líder cubano y hasta se tatuó su rostro en una de las piernas, esas que llevaban casi atada una pelota para convertir los goles que le dieron la gloria mundial.

maradona-fidel-castro-4.jpg
Diego y Fidel: el vínculo entre dos amigos que murieron el mismo día

Diego y Fidel: el vínculo entre dos amigos que murieron el mismo día

En 2005, un Maradona recuperado recibió a Fidel en su ciclo televisivo "La noche del Diez". Fue la emisión más vista de toda la serie, y mostraba otra vez ese lazo de amistad entre dos leyendas: el revolucionario de la Sierra Maestra y el que revolucionó el fútbol a fuerza de gambetas.

Diego y Fidel estuvieron juntos hasta el final. El 25 de noviembre de 2016, el político cubano murió en La Habana. Quedaron fotos de los dos juntos, cuando el Fidel desmejorada ya se vestía, como Maradona, con un equipo de gimnasia. Y su rostro de tinta siguió en la pierna de la estrella futbolística hasta otro 25 de noviembre: el de 2020, cuando los ojos del Diez se cerraron para siempre.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.448275862069% Me interesa
72.413793103448% Me gusta
6.8965517241379% Me da igual
6.8965517241379% Me aburre
10.344827586207% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario