El clima en Neuquén

icon
26° Temp
31% Hum
La Mañana Ratas

Diez días de temporal dejan destrozos y plaga de ratas

Ocurrió en Madagascar, azotada por la tormenta tropical Ana.

Pobladores de Madagascar avanzan angustiados en sus botes y barcazas improvisadas para ver qué quedó de sus casas y de sus cosechas luego de diez días de intensas lluvias que azotaron a ese país situado frente a la costa sureste de África, producto del paso de la tormenta tropical Ana. Como consecuencia, al menos 51 personas murieron desde que comenzó el diluvio el 17 de enero y unas 130.000 se vieron afectadas, la mayoría está ahora sin techo.

En este barrio al sur de la capital, pequeños grupos se abren camino a remo entre las plantas flotantes típicas de la isla -llamadas tsifakona-, generalmente utilizadas como alimento para los cerdos. Las lluvias cesaron desde hace tres días y los habitantes regresan poco a poco. Algunos, para evitar el costo del transporte, volvieron a pie, llevando a los niños en brazos en los lugares donde el nivel de agua sigue siendo alto.

Te puede interesar...

Si bien se trata de una zona pantanosa, y la gente está acostumbrada a vivir con el agua, la tormenta inundó todo de tal modo que el agua quedó de color marrón, desprendiendo un fuerte y desagradable olor en el ambiente y con una vista aún peor: las ratas nadando en la superficie en busca de comida. "Nuestras plantaciones quedaron destruidas", se lamenta Tsontsozafy, un vecino del lugar. Su esposa, Juliette, logró salvar algunas bolsas de arroz, guardadas en ollas y algo de ropa, que ahora apila hasta el techo tratando de que no toque el agua.

En el centro de la ciudad, clubes y escuelas se convirtieron en refugios de emergencia, aunque no todos los ciudadanos quisieron ir por temor a quedar amontonados y correr riesgo de contraer Covid, sin contar el temor a dejar sola y abierta sus casas a merced de aprovechadores que entren y se roben lo poco que les queda.

En cambio, una mujer llamada Toky Ny Nosy, que no tiene trabajo, sí fue a un refugio: creyó que su casa se derrumbaría por el agua. Encima, asmática, no podía respirar bien.

Muchas viviendas quedaron destruidas no solo por el agua que entró, sino porque sus techos y estructuras cedieron de tanta lluvia: fueron 10 días seguidos de tormenta tropical.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario