Dijo que trabajaba en el municipio y asaltó a una mujer

Fue en el Gregorio Álvarez. El ladrón la amenazó con un destornillador.

Neuquén.- Un ladrón simuló ser empleado municipal y logró entrar a una vivienda del barrio Gregorio Álvarez, con el pretexto de chequear las diferentes conexiones de la propiedad. Para cuando la mujer que lo atendió lo hizo pasar, se encontró con que se trataba de un delincuente, que con un destornillador le exigía dinero. Tras entregarle los 300 pesos que tenía, cayó la Policía y detuvieron al falso empleado y a su cómplice que hacía de campana.

El hecho ocurrió el miércoles alrededor de las 17:10, en una vivienda ubicada en calles 5 y 20, de Gregorio Álvarez, en la capital neuquina. Allí, en un departamento de la zona, llegó un hombre de 49 años a golpear la puerta y, haciéndose pasar por empleado municipal, le pidió pasar a la propiedad a la mujer de 58 que lo atendió, para poder inspeccionar las conexiones eléctricas y de gas.

Te puede interesar...

“El hombre se hizo pasar por empleado municipal con herramientas especiales, de mano, que llevaba en una mochila, por lo que la mujer le permitió el ingreso”, detalló el comisario Henry Leppe.

Una vez adentro, el delincuente la amenazó directamente con un destornillador, al tiempo que le exigía que le entregara dinero en efectivo.

$300 es el dinero que la víctima tenía en su billetera y le entregó al ladrón.

“La víctima le dio 300 pesos que tenía en la billetera, y el hombre le seguía pidiendo joyas y elementos de valor”, indicó el comisario.

En ese instante, quien advirtió lo que realmente estaba sucediendo fue una vecina, que llamó de inmediato a la Policía para alertar sobre los extraños movimientos.

Al arribar los efectivos policiales al lugar, pudieron atrapar al ladrón y a su posible cómplice, un joven de 19 años que estaba frente a la vivienda, haciendo de campana.

“Los dos fueron detenidos y se secuestraron las herramientas que llevaba en una mochila. Luego, la mujer realizó la denuncia en la Comisaría 21”, apuntó Leppe.

Además, el comisario indicó que ayer la fiscalía les formuló cargos por tentativa de robo y luego de la audiencia, como es habitual, recuperaron la libertad.

Se hacen pasar por electricistas

Este tipo de maniobras de engaños para ingresar a una vivienda y robar no es nueva. Recientemente se dieron varios casos en la ciudad donde un hombre fingiendo ser electricista tocaba el timbre de las casas y decía que estaba trabajando en lo del vecino y que vio que el tablero de la calle había hecho un corto. De inmediato se ofrecía a repararlo y así lograba que le permitieran acceder a la casa.

Una vez adentro simulaba verificar el sistema y luego les decía a sus víctimas que tenía que comprar material y, si la persona decía no tener el dinero, le robaba algo o directamente la amenazaba y le terminaba llevando el poco dinero que tenía en ese momento. La Policía logró detener a un hombre que recuperó la libertad a las horas.

LEÉ MÁS

Se hacía pasar por familiar y robaba en el Policlínico

Se hizo pasar por ciego y asaltó una inmobiliaria en pleno centro

Simuló ser operario del EPEN y amenazó a un jubilado para robarle

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído