Domingo de furia entre Gutiérrez y Quiroga

Los políticos se cruzaron con munición gruesa por temas de la ciudad.

Javier Polvani

polvanij@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- La ciudad se convirtió en el escenario de una descarnada pelea entre dos referentes de la política actual: el gobernador Omar Gutiérrez y el intendente Horacio Quiroga. El presidente del MPN acusó al de Cambiemos de encabezar una “demagogia” en la intendencia, mientras el jefe comunal acusó al gobernador de “fundir” la provincia.

Los líderes políticos rompieron la paz habitual de los domingos con un tremendo cruce de acusaciones, que abre una nueva fase en una vieja contienda y convoca a alquilar balcones a quienes gustan de la puja en el corazón del poder. La pelea tiene un correlato en la vida de los habitantes de la ciudad, porque el botín por el que se baten a duelo los referentes partidarios está ligado a la vida de la gente: los precios de las tarifas de los servicios públicos.

Te puede interesar...

En la mañana, durante una conferencia en la sede de Defensa Civil destinada a abordar las consecuencias del temporal de nieve en la provincia, Gutiérrez abrió fuego a discreción contra Quiroga. Pechi no demoró en contraatacar con munición del mismo calibre.

Gutiérrez dijo que Quiroga encarece “el 30% la boleta de la luz con un sobrecosto injustificado que nada tiene que ver con el costo real de la energía eléctrica”, en referencia a los cargos por uso del espacio aéreo, capitalización y alumbrado público que vienen anexados a la tarifa de CALF.

El Concejo acaba de aprobar una iniciativa del MPN que elimina esos tres ítems de la boleta. “Yo hago una convocatoria para que el intendente no la vete”, exclamó el mandatario provincial. Luego, consideró “autoritaria” la gestión de Quiroga por acudir al veto “sistemáticamente”.

Además, Gutiérrez pidió una solución consensuada al conflicto del Deliberante por la votación del veto del intendente a la eliminación de la cláusula gatillo para el aumento del boleto de colectivo. Resultó 11 votos contra 5 en contra del veto. Para revertir un veto se precisan dos tercios de los votos, pero se suscitó una discusión sobre si ese porcentaje era sobre el total de concejales o sobre los presentes. El primer caso es defendido por Cambiemos, el segundo por la oposición.

“Una ordenanza, para ser insistida, debe ser aprobada por dos tercios de los miembros presentes al momento de votar. En Neuquén, en Buenos Aires y en cualquier lugar”, se posicionó el gobernador.

Pechi le salió al cruce sin disimular sus intenciones de causarle daño a la figura del jefe del gobierno provincial. “Al gobernador lo veo desorientado, nervioso y confundido. Ya destruyó la educación de nuestros chicos, tiene en terapia intensiva al sistema de salud de todos los neuquinos, cada vez pierde más apoyo interno dentro de su partido, y resulta que ahora se preocupa por un veto del intendente”, golpeó y remató: “Los vetos son para impedir que el municipio termine quebrado como la provincia y que no pueda sostener el plan de inversiones”.

GUTIERREZ PECHI

Crisis por el gatillo del boleto

La tarifa del cole en debate

El Deliberante aprobó una ordenanza que obliga al intendente a consultar al cuerpo antes de subir el boleto del colectivo. Pechi la vetó.

La sesión contra el veto

La oposición se impuso 11 a 5 en la votación contra el veto de Pechi. Como faltaron 2 oficialistas, la oposición llegó a dos tercios de los presentes en la votación.

Controversia reglamentaria

Se suscitó una controversia sobre si hacen falta dos tercios de los presentes o del total de concejales para rechazar un veto.

Una ruta directa al TSJ

Para Cambiemos, el veto sigue vigente porque el rechazo no logró dos tercios de los votos del total del Concejo. Para la oposición, se cayó el veto con los dos tercios de los presentes. Este sector irá al TSJ para que dilucide la controversia.

Convulsión en el bloque de Pechi

El pase de facturas no se hizo esperar en las filas de Cambiemos en la ciudad. Provocaron una implosión las ausencias del macrista Francisco Sánchez y la radical Jorgelina González en la votación del veto del intendente Quiroga a la eliminación de la cláusula gatillo para los aumentos del boleto de colectivo. Por esas ausencias, la oposición ganó 11 a 5 la votación y la chance de defender el rechazo al veto, ya que logró dos tercios de los presentes en la definición.

Las fuentes de Cambiemos consultadas por este diario atribuyen los faltazos a un descuido, al igual que el comportamiento del presidente del bloque oficialista, Mario Lara, y del presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Monzani, al dejar transcurrir la votación sin que todos los soldados de Pechi estuviesen sentados en sus bancas.

El viernes, Quiroga encabezó un cónclave con sus ediles en el que tuvo duros conceptos para los protagonistas de esta historia. Y anoche se produjo otra reunión con el objetivo de aceitar el funcionamiento del bloque a futuro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído