Donald Trump: "Si Irán quiere pelear, ese será su fin oficial"

El norteamericano amenazó tras la caída de un cohete cerca de una embajada.

Estados Unidos. La caída de un cohete en la Zona Verde de Bagdad, en Irak, cerca de la embajada estadounidense, provocó el enojo del presidente Donald Trump, quien lanzó una dura advertencia al régimen de Irán: “Si quieren pelear, será el fin de Irán”.

El domingo, un proyectil de tipo katyusha cayó sin causar daños en Bagdad, en una zona donde se ubican los principales edificios del gobierno iraquí y varias embajadas, entre ellas la de Estados Unidos.

Te puede interesar...

El Ministerio de Defensa iraquí aseguró que el cohete fue lanzado desde el propio país, aunque desconocen las cusas del ataque y quién lo llevó a cabo. De todas maneras, Trump recogió rápidamente el guante y, en medio de la creciente tensión en el Golfo Pérsico, apuntó contra Teherán. “Si Irán quiere pelear, ese será el fin oficial de Irán. Que nunca vuelva a amenazar a Estados Unidos”, tuiteó el mandatario.

La semana pasada, el norteamericano sostuvo que la República Islámica cometerá “un gran error” si hace “cualquier cosa”. “Sufrirán mucho. Ellos saben a qué me refiero”, aseguró, al mismo tiempo que envió portaviones y bombarderos B-52, supuestamente en respuesta a fotografías que mostraban a la Guardia Revolucionaria de Irán había cargando misiles en pequeñas embarcaciones.

Sin embargo, el jefe de Estado aclaró en más de una oportunidad que no está buscando un conflicto: “Quiero que sean fuertes y grandes, que tengan una gran economía. Podemos hacer un acuerdo justo”, indicó. El jueves pasado reiteró el pedido de diálogo, el cual fue rechazado por los islámicos.

“Lo que me gustaría ver con Irán es que me llamaran”, había comentado el presidente norteamericano, la semana pasada, destacando que lo que su gobierno no quiere es que la República Islámica de Irán se dote de armas nucleares.

Tensión en el Mar del Sur de China

un destructor de la marina estadounidense provocó el enfado de China luego de que navegara en aguas internacionales en el Mar del Sur de China, zona que es reclamadas por beijing. De acuerdo al vocero de la marina, el destructor uSS Preble, de la clase arleigh burke, pasó a menos de 12 millas (unos 24 kilómetros) cerca del banco de Scarborough (también conocido como Masinloc) que China reclama como propio, en lo que Washington llamó “operaciones de libertad de navegación”. la misión se realizó “para disputar las pretensiones marinas excesivas y preservar el acceso a las vías marítimas como dicta la ley internacional”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído