El clima en Neuquén

icon
11° Temp
45% Hum
LMNeuquen ambos

Dos emprendedoras que aportan el diseño a la indumentaria médica

Trabajaban en un hospital y comenzaron a traer ambos desde Buenos Aires para vestir a sus compañeros. Con la pandemia, la demanda creció 50%.

La pandemia de coronavirus obligó a las autoridades a reforzar los planteles del sistema de salud. Cada vez hay más profesionales dedicados al cuidado, y ellos trabajan en jornadas cada vez más largas y más intensas para combatir el avance de esta enfermedad. Entre los efectos de este crecimiento se nota la multiplicación en la demanda de su indumentaria de trabajo: desde los negocios especializados afirman que creció un 50% la venta de ambos, la ropa que usan los agentes sanitarios para concurrir al hospital.

Nieves González y Nancy Carpenti se conocieron hace más de una década en el Hospital Heller, donde Nieves trabajaba como bioquímica y Nancy como técnica de hemoterapia. Las largas horas que pasaban en ese centro de salud les hicieron notar que tenían muchas cosas en común. “Yo soy cordobesa y Nieves está casada con un cordobés”, explicó Nancy.

Te puede interesar...

Su lazo ya era fuerte cuando pensaron en una idea para generar ingresos adicionales. “Queríamos vender algo, pero no sabíamos qué podía ser, estuvimos pensando distintas ideas hasta que Nieves dijo ‘Si trabajamos en un hospital, tenemos que vender ambos’, y ahí empezamos”, recordó Nancy sobre el puntapié inicial de su emprendimiento, que ya tiene 12 años de antigüedad y lleva el nombre de Oh Neuquén NyN. “Yo soy la segunda N”, se rio.

Por sus trabajos paralelos y su contacto estrecho con los agentes sanitarios, las emprendedoras decidieron no instalar un local a la calle. En cambio, comenzaron a vender a sus conocidos del Hospital y a los asistentes a los congresos médicos a los que ellas acudían. Muy pronto, sus productos se hicieron más conocidos y los pedidos se multiplicaron.

“Tuvimos momentos buenos y malos, pero siempre apostamos a traer ambos de buena calidad, de marcas que son reconocidas y las más solicitadas por los trabajadores de la salud”, detalló Nancy, quien aclaró que la calidad de las prendas hablaba por sí sola y atraía a cada vez más clientes.

Aunque hay quienes asocian los ambos con los médicos y los enfermeros, lo cierto es que esta indumentaria se adapta a las necesidades de muchas profesiones. Nancy y Nieves visten también a kinesiólogos, bioquímicos, odontólogos, radiólogos y otros técnicos. Con el tiempo, el personal de los centros de estética y hasta los trabajadores administrativos de los centros de salud comenzaron a utilizarlos, por lo que la demanda creció mucho más.

Sin embargo, fue la pandemia de coronavirus la que catapultó sus ventas. Nancy afirmó que, desde marzo hasta la actualidad, la demanda de ambos se incrementó en un 50% y hay días que llegan a entregar hasta una docena de estos conjuntos. “Empezamos a vender también con envíos al interior y a otras provincias”, relató.

Como nunca tuvieron un local a la calle, las emprendedoras ya estaban adaptadas al comercio electrónico y tenían aceitado el sistema de venta a través de una página web. “Antes hacíamos un showroom una vez al mes, pero ahora no recibimos a nadie para cuidarnos del coronavirus”, explicó Nancy y aclaró que sólo hacen entregas y gestionan las ventas en sus departamentos. Su vidriera, por ahora, son las redes sociales y un sitio en Internet.

Como las dos trabajaban en centros de salud, supieron interpretar las necesidades de los agentes sanitarios a la hora de trabajar. Por eso, eligieron los productos más cómodos, con telas elastizadas que se adaptan al cuerpo y otros géneros más livianos, como el arciel, para los días de verano. Ahora, Nancy está jubilada y Nieves aún utiliza los ambos para su rutina diaria como bioquímica del Castro Rendón.

“Ahora el uso del ambo es mucho más intenso, no piensan en ir a trabajar con su ropa y un delantal o con otro tipo de indumentaria”, dijo Nancy y explicó así el fuerte impulso que tuvo la demanda en el último tiempo.

En estos doce años de trabajo, las emprendedoras registraron también un cambio en el gusto del público y un costado más innovador en los fabricantes. Así, sienten que la moda y el diseño también lograron colarse en la indumentaria médica.

“Antes se usaban ambos rectos de arciel que te delataban enseguida que trabajabas en un hospital”, dijo Nancy agregó: “Ahora nos llegan pantalones tan lindos que te dan ganas de guardarlos y usarlos para salir”. Los nuevos diseños traen estampas de flores, rombos o cuadros, combinaciones novedosas de colores, prendas más ajustadas y hasta pantalones achupinados.

Con más tiempo dentro de los hospitales y más oferta disponible, son muchos los que se suman a la tendencia y compran ambos más actuales para ir a trabajar. Nancy aclaró que los hospitales no ponen requisitos a la hora de vestirse, por lo que no exigen que los empleados estén uniformados o que usen ropa de determinado color. “Cada uno puede ir como quiere; a veces en los salones de estética pasa que se visten todos igual”, señaló.

SFP_Venden-Ambos-para-medicos-enfermeros-(9).jpg

Según el diseño y la calidad de la tela, los ambos tienen valores que oscilan entre los 3800 y los 4500 pesos. Tuvieron un incremento de precios desde el inicio de la pandemia hasta hoy, ya que en marzo los más económicos se conseguían por 3300. Por eso, son muchos los que los compran con financiación.

“Nosotros aceptamos todas las tarjetas y cada banco tiene distintas opciones de financiación”, dijo Nancy y aclaró que son muchos los trabajadores que se llevan hasta tres ambos a la vez. Las largas jornadas en el hospital les exigen estar cómodos y vestir la ropa adecuada. Pero sin descuidar una pizca de diseño que condimente su tarea diaria.

“Ahora hay diseños urbanos y muy lindos”, dijo Nancy y agregó: “Los fabricantes están innovando permanentemente y cada mes suman 7 u 8 modelos nuevos para ofrecer”. Para ella, los diseñadores de ambos lograron adaptarse a los tiempos que corren, a la aparición de nuevos géneros y la demanda cada vez más exigente de aquellos que no quieren usar ropa insípida para trabajar.

Si bien la demanda es muy superior a la que tenían en épocas anteriores, Nancy y Nieves prefieren continuar su negocio a puertas cerradas. Así, usan sus espacios en Internet como plataforma para brindar sus productos al personal de salud.

SFP_Venden-Ambos-para-medicos-enfermeros-(13).jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

1.7857142857143% Me interesa
78.571428571429% Me gusta
3.5714285714286% Me da igual
14.285714285714% Me aburre
1.7857142857143% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario