Dos hermanos cipoleños se reencontraron tras estar 60 años separados

Ella lo buscó por Facebook, él respondió a su mensaje. Hoy volvieron a estar juntos después de mucho tiempo.

Los hermanos cipoleños Ester Mercado (62) y Tulio Jara (70) se reencontraron luego de 60 años de haber estado distanciados. Ella lo buscó por las redes sociales y él le respondió pocos días después. Ambos, jubilados, son hijos de la misma madre pero de distintos padres y fueron forzados a separarse, aunque nunca se olvidaron ni dejaron de quererse.

En diálogo con LMC en entrevistas anteriores, la mujer contó que compartió su búsqueda en el grupo de Facebook "¿Dónde estás?" y que obtuvo una respuesta en menos de una semana.

Te puede interesar...

"Todo ocurrió entre el 28 y 30 de agosto. Me ayudó mucho Noelia Rojas, una chica que no es administradora de la página, pero sí una persona que colabora a la hora de compartir este tipo de casos y, por su cuenta, tomó la decisión de darme una mano para poder contactarme con mi hermano", relató algunos meses atrás.

El tan esperado reencuentro ocurrió hoy en la Términal de Ómnibus de Cipolletti luego de que Tulio -quien fue trasladado a un orfanato de Buenos Aires desde muy pequeño- tomara la iniciativa de volver al Alto Valle para ver a su familia.

Conocé la historia de Ester y Tulio

Luego de 30 años de búsqueda, la vecina cipoleña logró encontrar a su hermano mayor a través de un grupo de Facebook. Ester no veía a su hermano desde hace 60 años porque es hijo del primer matrimonio de su mamá y su padre nunca pudo aceptar la idea de vivir bajo el mismo techo con otro niño que no fuera suyo.

“Del primer matrimonio de mi mamá hubo dos hermanos -Tulio y Raúl Jara- y del segundo estamos mi hermana y yo, con apellido Mercado. En ese tiempo los padrastros aceptaban a las mujeres con los hijos, pero con el tiempo hacían sus diferencias, y este fue uno de esos casos”, explicó.

El papá de Ester tomó la decisión de llevar a Tulio a un orfanato en Stefenelli, mientras que luego lo trasladaron a General Rodríguez, provincia de Buenos Aires, donde fue adoptado por un militar y su esposa, una de las maestras de la institución. Ahora tiene 10 hermanos adoptivos más.

Para que Tulio estuviera seguro de que era ella, le contó una anécdota de cuando eran muy chiquitos en la que él se quemó la panza mientras le hacía la leche a su hermana. “Mi papá lo dejó ahí porque no lo quería y consideraba que tenía problemas de conducta, cuando seguramente sólo era un niño travieso. Se ve que mi mamá no pudo o no tuvo la fuerza de decidir entre su hijo y su marido y lo dejó ir. Lo bueno es que Tulio no guarda ningún tipo de rencor y cuando se refiere a ella lo hace como la mamá”, relató la cipoleña.

LEÉ MÁS

Encontró a su hermano tras 30 años de búsqueda

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído