Dos nenes y su niñera lograron escapar del fuego

Se salvaron milagrosamente del incendio que destruyó la casa. La familia perdió hasta los ahorros.

Neuquén.- Su casa ya no tiene techo, la pintura de las paredes ardió y los pisos se levantaron. Se quedaron sin ropa, sin muebles y sin ahorros. Paula y Mariano y sus dos hijos perdieron todo ayer después de que un cortocircuito eléctrico provocó el incendio de su vivienda.

Eran las 10 cuando la niña de la pareja de 5 años dormía en la cama grande de sus papás. Se levantó y fue junto a su hermanito, de 8 años, a comer algo a la cocina. La niñera les había preparado el desayuno.
No pasaron más de 5 minutos cuando la mujer vio desde el pasillo el humo que salía de esa pieza. Lo primero que pensó fue que el nene había hecho alguna travesura, pero rápidamente se dio cuenta que el fuego ya estaba adentro.

La mujer tomó a los dos chicos y los tres pudieron escapar rápidamente. Minutos más tarde llegaron los Bomberos, pero las llamas ya estaban muy altas y no pudieron salvar casi nada de la vivienda de calle Mazzoni casi Linares.

A Mariano Roviglione le avisaron por teléfono a la empresa donde es empleado y salió desde Cipolletti. Ya en el puente carretero vio la columna de humo y cuando llegó fue directo a la ambulancia donde atendían a sus dos hijos.

Minutos más tarde llegó Paula Flores, quien estaba frente al aula y pudo volver a respirar cuando vio que sus dos hijos estaban bien.

Ayuda: La Escuela Amen, donde da clases la mamá y asisten los niños, comenzó una colecta.

El humo entró también en la casa de al lado, de la hermana de Paula, y si bien no había ninguna persona, los Bomberos pudieron rescatar al gatito de esa familia.

Por la tarde, Paula y Mariano seguían tratando de buscar algo entre las cenizas acompañados por muchos amigos e integrantes de la iglesia de la que participan. En el aire sólo se respiraba hollín y el olor a humo ingresaba por la nariz hasta el pecho. En una ventana había una pila de álbumes de fotos arrumbada de la que esperaban rescatar algún recuerdo.

Del colchón donde la noche anterior habían descansado quedaron los resortes y de los placares, sólo las marcas contra la pared. En la casa no hay luz, ni agua, ni gas. La pareja debatía ayer si dormiría en lo de un familiar o un amigo, aunque seguramente irán intercalando los próximos días.

"Se nos quemó todo, incluso los pocos ahorros que teníamos también se los llevó el fuego, incluso anoche saqué gran parte de mi sueldo y quedó en el placard que hoy ya no existe", contó Paula.
Todavía conmocionada aseguró que fue un milagro. "Si pasaba cinco minutos antes, no se qué hubiera pasado porque mi hija estaba en la pieza que se incendió", indicó la mujer.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído