El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana Brigadistas

Dramático relato: un tripulante no subió al helicóptero y salvó su vida

La titular del SIEN narró cómo fue el momento de asistencia tras la caída del helicóptero en Quillén. "Hicimos rastrillaje con la esperanza de encontrar algún herido", aseguró.

Hace diez días que el Servicio Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN) permanece apostado en los incendios de Quillén, en Aluminé, para brindar asistencia a los más de cien brigadistas que intentan combatir el fuego. Ayer fueron los primeros en llegar a la zona donde cayó un helicóptero con la esperanza de hallar a algún tripulante con vida hasta que se encontraron con lo peor: dos personas fallecidas. Un tercero tendría que haber subido a la aeronave, pero no lo hizo y salvó su vida.

La titular del SIEN, Luciana Obregón, relató la dramática y extrema situación que les tocó vivir este miércoles, al ser notificados de la caída del helicóptero. "Nos dijeron que hubo una explosión y vimos que había una columna de humo negro. Tenemos que tener en cuenta que nosotros podemos exponernos y aumentar el número de victimas. Entonces, cuando se pudo establecer que era seguro, pudimos acceder a la zona", contó Obregón, en diálogo con Telefé Neuquén. Y continuó: "Cuando accedimos encontramos los restos del helicóptero y un cuerpo sin vida".

Te puede interesar...

Desde el SIEN sabían que eran dos los ocupantes de la aeronave y por eso continuaron buscando en el lugar, donde no había incendios activos, siempre con la esperanza de encontrar a una persona con vida. Pero no fue así.

"Hicimos rastrillaje con la esperanza de encontrar algún herido. Una vez que pudieron enfriar la zona, pudimos remover y encontrar el segundo cuerpo y confirmar la presencia de dos fallecidos en el lugar", afirmó y luego subrayó: "Es un lugar de difícil acceso, pero pudimos rápidamente acceder. Nuestra idea era encontrar heridos, salimos a buscar heridos".

En este marco, Obregón explicó que, en todos los vuelos de los helicópteros, por protocolo deben viajar el piloto, el copiloto y el mecánico. Sin embargo, en este caso el copiloto no subió a la aeronave y así logró salvar su vida, aunque -al igual que sus colegas- se encuentra en una delicada situación, con asistencia psicológica. Los fallecidos fueron el piloto Carlos Rodríguez Santa Ana y el mecánico Francisco Javier Escudero.

"En este caso ellos fueron a hacer una prueba y no subió porque iban a hacer una vuelta para hacer una prueba", afirmó la referente del SIEN.

"Fue tremenda la situación porque los brigadistas no solo estaban cansados porque ya llevan diez días trabajando en el lugar, con el clima que no ayuda para nada. A eso le sumamos la tragedia y es un panorama tremendo para los brigadistas", lamentó Obregón, y precisó que ante esta situación sugirieron la intervención de Primeros Auxilios Psicológicos. "Estas situaciones golpean para afuera, imagínense los que están trabajando ahí", sostuvo.

La titular del SIEN marcó que el trabajo de asistencia médica a los brigadistas es permanente, con un promedio de entre siete y diez asistencias por día, en general de heridas leves o por deshidratación. Y marcó la dificultad que tuvo la jornada de ayer para seguir adelante con las tareas, debido a los fuertes vientos que llegaron a los 100 km/h. "Ayer las condiciones climáticas hacían imposible cualquier trabajo que se quisiera hacer en la zona", afirmó.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario