LMNeuquen circulación

Echauri: "No sería necesario volver a una fase de aislamiento"

La subsecretaria de Salud sostuvo que en Neuquén capital es necesario fortalecer las medidas de prevención para evitar los contagios de coronavirus.

La curva de contagios de coronavirus en Neuquén capital crece día a día y se registran focos que hasta el momento no fueron posibles contener. En la provincia se atraviesa el peor momento desde que se decretó el aislamiento nacional, el pasado 20 de marzo, y en la capital neuquina se permanece en fase de "distanciamiento" aunque con duras restricciones de circulación.

La subsecretaría de Salud, Andrea Echauri, dijo a LM Neuquén que es necesario fortalecer las medidas de prevención para evitar los contagios de coronavirus, por lo que no sería necesario volver a la fase de aislamiento estricta como en el inicio de la pandemia.

Te puede interesar...

Por otra parte, la funcionaria informó que ante la evidencia de circulación comunitaria en la capital neuquina, se registran pocos casos sobre los cuales no se pudo establecer el nexo epidemiológico. "Son entre siete y ocho casos que estamos en estudio epidemiológico y de los cuales todavía no hemos podido encontrar el nexo", afirmó.

¿En estos 100 días de cuarentena, qué balance hacen de la situación sanitaria en Neuquén?

Venimos hace cien días trabajando. Empezamos con un inicio bien cerrado, restringiendo desde el ámbito nacional y después provincial, este aislamiento muy estricto para preparar todo el sistema de salud y creo que eso se logró muy bien. Tenemos un sistema de salud que está preparado para seguir trabajando en la pandemia y en el transcurrir del tiempo fuimos viendo cómo se iba desarrollando la pandemia. Hoy nos encontramos con un aumento de casos que era un poco lo que nos íbamos a encontrar al momento de empezar la circulación comunitaria en la capital neuquina. No es lo mismo que nos está pasando en el interior, que por suerte seguimos teniendo una transmisión diferente a la que tenemos en la capital.

¿Estaba previsto que ocurriera la circulación comunitaria en Neuquén en algún momento?

Uno hace todos los esfuerzos para que esta situación no aparezca. Pero viendo los antecedentes de los países en donde se fue desarrollando la pandemia, el desarrollo fue éste, empezando por conglomerados y después llegando a la circulación comunitaria. Nosotros trabajamos fuertemente desde el inicio con todas las medidas que tomó el gobierno provincial para tratar de mantenernos el mayor tiempo posible con esta curva aplanada y realizando todos los esfuerzos para que la comunidad comience a apropiarse de los cambios culturales que eran necesarios para hacer frente a esta pandemia. Lo más importante era poder instaurar en la sociedad estos cambios de conducta que tienen que ver con el lavado de manos más intenso, más periódico, en todas las situaciones y ante el contacto con cualquier superficie, el uso de tapabocas, el aislamiento. Estas medidas que son muy importantes y que son cambios de hábito muy difíciles de instaurar, sobre todo en el ámbito familiar y laboral, son las que empezamos a trabajar fuertemente. A raíz de eso pudimos extender la curva achatada y, a medida que uno va liberando actividades -porque también tiene que ver con el desarrollo de las sociedades- pueden aparecer estos contactos más intensos y esta circulación comunitaria que es la que tenemos hoy en la capital neuquina.

¿El hecho de que haya más circulación pudo provocar una dificultad para contener los focos de contagio, como el de la subcomisaría de Las Perlas o el de ADOS?

Se ha demostrado que el aumento de la circulación hace que haya mayor circulación viral, eso es inevitable. Pero también es cierto que llevamos, como decís, cien días, y la sociedad necesita realizar algunas actividades, sobre todo lo que tiene que ver con la economía y también lo recreativo y de salud mental de las personas. Esta situación de cuarentena tan prolongada es una situación que no teníamos la experiencia de haberla vivido en otras enfermedades. Entonces, este aprendizaje hace que tengamos estas flexibilizaciones porque tienen que ser parte del desarrollo de la vida cotidiana de las personas.

Al inicio de la cuarentena hubo un foco en Loncopué y Las Lajas que pudo ser contenido. ¿Qué diferencias se pueden establecer entre esos focos del interior de la provincia y los focos en la capital neuquina?

En el caso de conglomerado que tuvimos en Loncopué fue justamente un conglomerado. Se trabajó rápidamente con todo el sistema de salud, el Comité de Crisis municipal, con el equipo de Epidemiología y el hospital local en la detección rápida de todos los casos. Y estamos en una fase de aislamiento estricto, con lo cual eso permite trabajar en esa estrategia que es la del conglomerado. Hoy la capital neuquina está en una fase que no es la del aislamiento estricto sino la de distanciamiento. Eso permite mayor circulación de la gente y lo hace más difícil. Cuando empieza a circular la gente, pueden aparecer algunos casos que no tienen un nexo epidemiológico claro, que no se puede encontrar ese paciente cero, entonces ahí es donde se determina el inicio de esta circulación comunitaria y esta estrategia ya no puede ser la misma que la que se usó en Loncopué para circundar ese grupo específico.

¿Es necesario volver a una fase de aislamiento total en Neuquén capital?

No sé si sería necesario. Yo creo que lo que nosotros tendríamos que hacer ahora es seguir fortaleciendo en todas las instituciones y en todos los barrios las medidas de prevención. Seguir trabajando fuertemente con los vecinos y vecinas de no bajar la guardia en todos los esfuerzos que hicimos en estos cien días y ahora más que nunca redoblar la apuesta a ser más estrictos todavía con estas medidas de cuidarnos entre nosotros y poder decirle al vecino de al lado 'usá el tapaboca, lavate bien las manos, no salgas si no es esencial'. Tenemos que tratar de cuidarnos entre todos con las medidas que sabemos que son las únicas que nos van a dar efectividad en cortar la circulación viral. Y sobre todo también estimular el uso de las tecnologías, el teletrabajo, poder hacer compras o pagos por internet y tratar de circular lo menos posible.

¿En cuántas personas no se pudo determinar el nexo epidemiológico?

Son entre siete y ocho casos que estamos en estudio epidemiológico y de los cuales todavía no hemos podido encontrar el nexo.

Entiendo que es un número bajo...

Sí, pero suma y hace que aparezca esta definición de circulación comunitaria.

¿Siguen apareciendo casos vinculados al ADOS, a la Comisaría de Las Perlas y a la Comisaría Primera?

Algunos de estos conglomerados se están cerrando. En el caso de la comisaría de Las Perlas está bastante estable, en el caso de ADOS seguimos teniendo algunos casos que siguen apareciendo y van apareciendo nuevos conglomerados o familias que son el caso detectado como sospechoso que después se confirma, los contactos, y a su vez los contactos de esos contactos. Entonces ahí es como se va armando esos rompecabezas y van apareciendo estos grupos que se terminan una vez que se van cumpliendo los ciclos de los 14 días de cada grupo, caso y contacto, y ahí recién se va pudiendo cerrar.

¿Y en la Comisaría Primera se pudo contener?

Sí, están detectados los casos y los contactos y por ahora no hemos tenido ninguna nueva confirmación.

¿Cuántas personas hay internadas en el Espacio Duam?

Actualmente tenemos una sola persona aislada en el Espacio Duam.

¿Se puede decir que estamos en el pico de contagio o eso no se puede saber?

Es muy difícil. Saber cuándo va a ser el pico de contagios es algo que no podemos confirmar todavía.

¿Tienen previsto una medida que aún no se haya implementado pero que se esté trabajando para un futuro, o es algo que se va evaluando en el día a día?

Ahora estamos con las estrategias epidemiológicas que ya comentó la ministra de Salud y el gobernador, con trabajar en la detección precoz de los casos sospechosos, de ir a buscar a los barrios todas las personas que tengan algún síntoma respiratorio, trabajar intensamente con la detección de los trabajadores de salud, de seguridad y también la estrategia de fortalecer la búsqueda activa en los grupos cerrados como son los geriátricos o las cárceles. En esa línea vamos a seguir trabajando y, como decías, esto es muy variable, es el día a día y puede ser que mañana aparezca otra estrategia que tengamos que implementar. Es muy cambiante y lo estamos monitoreando intensamente día a día con el equipo de epidemiología, con los infectólogos y con todo el equipo de salud.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

8.4710743801653% Me interesa
70.661157024793% Me gusta
0.20661157024793% Me da igual
1.6528925619835% Me aburre
19.00826446281% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario