El clima en Neuquén

icon
Temp
98% Hum
La Mañana píldora

EE.UU. autoriza otra píldora contra el COVID para usar en casa

Se trata del fármaco creado por Merck y se trata de la segunda autorización junto con la que obtuvo la píldora de Pfizer.

Estados Unidos autorizó este jueves la píldora antiviral de Merck & Co para el COVID para ciertos pacientes adultos de alto riesgo, un día después de dar un visto bueno más amplio a un tratamiento similar pero más eficaz de Pfizer.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. dijo que el fármaco de Merck podría utilizarse cuando otros tratamientos autorizados no sean accesibles o clínicamente apropiados.

Te puede interesar...

El fármaco, molnupiravir, fue desarrollado con Ridgeback Biotherapeutics y demostró reducir las hospitalizaciones y las muertes en alrededor de un 30% en un ensayo clínico de personas de alto riesgo en las primeras fases de la enfermedad.

La autorización permite el uso de esta píldora para el COVID de leve a moderada y, junto con la píldora de Pfizer, podría ser una herramienta importante contra la variante Ómicron, de rápida propagación, que es ahora la dominante en Estados Unidos.

https://twitter.com/Merck/status/1474050494364536837

El fármaco de Pfizer, Paxlovid, fue autorizado el miércoles pasado para personas de 12 años o más y demostró una eficacia de casi el 90% en la prevención de hospitalizaciones y muertes en pacientes con alto riesgo de enfermedad grave, según los datos de los ensayos. leer más

La FDA dice que algunos pacientes deben evitar el régimen de dos fármcos de Pfizer porque incluye un antiviral más antiguo llamado ritonavir que se sabe que tiene interacciones con algunos otros medicamentos recetados. Tampoco se recomienda para personas con problemas renales graves.

Merck tiene previsto enviar cientos de miles de tratamientos en los próximos días y un millón en las próximas semanas. Pfizer tiene previsto enviar unos 250.000 tratamientos en el próximo mes.

Según Patrizia Cavazzoni, directora del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, la disponibilidad de otros tratamientos es la primera consideración que deben tener en cuenta los médicos que piensen recetar el tratamiento de Merck.

La FDA autorizó tratamientos intravenosos, en su mayoría de uso hospitalario, denominados anticuerpos monoclonales, pero su disponibilidad es limitada y la eficacia contra la variante de Ómicron es menor.

El funcionario de la FDA John Farley dijo durante una sesión informativa para la prensa que se espera que el medicamento de anticuerpos de GlaxoSmithKline (GSK.L) y Vir Biotech (VIR.O) -que ha demostrado funcionar contra el Omicron- sea escaso este invierno.

"No requiere ningún segundo fármaco para potenciar su eficacia, y se puede administrar en una variedad de poblaciones especiales de pacientes, incluidas las personas que tienen problemas significativos con la función hepática o la función renal", dijo Nick Kartsonis, vicepresidente senior de investigación clínica de vacunas y enfermedades infecciosas de Merck.

"Esta aprobación llega en el momento oportuno, ya que se necesitan más tratamientos con COVID-19 para complementar el esfuerzo de vacunación, especialmente a la luz de las variantes que preocupan", dijo Louise Chen, analista de Cantor Fitzgerald.

Casi el 62% de las personas en Estados Unidos están totalmente vacunadas, lo que deja a muchos estadounidenses sin protección contra una ola de infecciones por Ómicron. Dos dosis de la exitosa vacuna de Pfizer y BioNTech sólo protegen ligeramente contra la infección de la variante Ómicron, mientras que una tercera dosis mejora la respuesta inmunitaria.

Los antivirales de Merck y Pfizer actúan impidiendo la replicación del virus. La píldora de Merck lo hace introduciendo errores en el código genético del virus. Sin embargo, algunos expertos de la FDA dijeron que eso podría dar lugar a variantes más problemáticas.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario