Ejecutan al hermano de un policía de un tiro al pecho

Ocurrió en Toma Norte después de una pelea. El autor está detenido.

NEUQUÉN
Raúl Fernando Guiñe, de 30 años, fue ejecutado de un certero tiro en el pecho a corta distancia tras una discusión de borrachos en Toma Norte. El presunto autor se entregó en la Comisaría 18 y se ordenó su detención. Hoy le formulan cargos por homicidio agravado.

La víctima fatal es hermano de un subcomisario del departamento de Delitos, por lo que la noticia conmocionó a la fuerza.

El hecho ocurrió en la manzana 22 de dicha toma la noche del viernes. Guiñe se juntó con dos conocidos, un hombre de 40 años y el sobrino.

"La reunión fue espontánea. Presuntamente Guiñe pasaba por el lugar y estas personas le ofrecieron un cigarrillo y lo invitaron a tomar cerveza", confió una fuente del caso que advirtió que "todavía hay información muy parcializada, por eso no hay mayores certezas".

De acuerdo con lo que se ha podido relevar, Guiñe habría discutido con el sobrino del dueño de casa a tal punto que terminaron a los golpes. Fue en ese contexto que el tío del joven sacó un arma y abrió fuego contra Guiñe, que recibió un tiro en la zona del tórax.

Cuando el hombre se desplomó en la vereda desangrándose, los vecinos salieron a auxiliarlo. En un vehículo particular lo trasladaron hasta el Hospital Horacio Heller, donde ingresó minutos antes de las 23. En la guardia observaron que su estado era crítico y por la gravedad de la herida se ordenó la derivación al Hospital Regional, donde falleció pasadas las 23:30.

Ayer a las 11, el presunto autor se entregó en la Comisaría 18 donde quedó demorado y horas después la fiscal Gloria Lucero ordenó su detención.

Ayer se realizó una serie de allanamientos en Toma Norte, pero hasta anoche, al cierre de esta edición, no se había logrado encontrar el arma homicida. Un detalle que buscan esclarecer los investigadores es si el agresor se levantó de la reunión para ir a buscar el arma o si estaba "calzado", como se dije en la jerga cuando tiene el arma encima.

"En esta zona no es raro que los que tienen armas se enfierren al caer la tardecita", confió una fuente policial consciente de la problemática que se vive en el oeste neuquino con los constantes enfrentamientos entre bandas.

"Guiñe no tenía antecedentes, fue todo de borrachos. Esto no tiene nada que ver con las bandas", deslizó otro policía.

La fiscalía aguardaba reunir algunos datos más sobre la autopsia al cadáver, como por ejemplo el tipo de calibre del arma utilizada. Respecto del origen de la discusión entre la víctima y los agresores, no había muchos detalles y los investigadores no recibieron demasiada información de parte de los vecinos. Hoy se realizará la audiencia donde el detenido será acusado de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

CIFRA
2 homicidios
El oeste de la ciudad de Neuquén es la zona más violenta de la provincia. Históricamente, el 40 por ciento de los homicidios son en este sector. En lo que va del año, dos de los seis crímenes ocurrieron allí.


Un mito
El mal dicho "se desconocieron"

Por lo general, cuando hay un crimen en medio de una reunión donde abunda el alcohol, la Policía tiende a explicar el hecho diciendo que "se desconocieron" por la borrachera que tenían.

En verdad, el seguimiento de las causas termina por demostrar que siempre hay un móvil definido.

En algunos casos en ese estado salen a relucir viejas diferencias o, como ha pasado en otros homicidios, uno de los integrantes del grupo comete un exceso que provoca el disgusto de otro y se desencadena la violencia y la muerte.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído