El almacén barrial les compite mano a mano a los súper

Bajan precios y arman ofertas para la gente que hace compras del día. Buscan pelearle a la crisis.

Alejando Olivera

olivera@lmneuquen.com.ar

Neuquén. Los mercados de barrio de la ciudad no les tienen miedo a los súper. Cambiaron sus estrategias de venta y la administración de los locales para exhibir mejores precios y así surcar las aguas de la crisis con mayor seguridad.

En medio de una época donde las grandes cadenas de supermercados anuncian pérdidas económicas, como consecuencia de la recesión, y el Gobierno impulsa el programa Precios Esenciales, los almacenes de barrio se las rebuscan para hacerle frente a la inestabilidad económica.

Te puede interesar...

Un recorrido por los locales que hizo LM Neuquén dio cuenta de las estrategias que utilizan para surfear la ola de la crisis.

“La comida no deja de venderse nunca, por lo que las caídas de las ventas que reportan los supermercados no nos influyen tanto. Seguimos con las ventas iguales”, dijo Ariel, Propietario del mercado Mi Ángel

“Las ventas están cayendo en todos lados, pero nosotros estamos comprando mercadería más económica y hacemos pedidos más chicos para vender más barato”, dijo Andrea, dueña del local Cada Día Market

A clientes cautivos

En su esfuerzo por mantener la clientela, los comerciantes han encontrado los caminos para tener precios más bajos que las grandes compañías del rubro.

Alejandra, del mercado Mi Ángel (Láinez e Intendente Carro), comentó que apuntan a promocionar ofertas para garantizar la rotación de los productos. Su hermano Ariel, por su parte, señaló que recorren los supermercados para chequear que sus precios sean competitivos para su público.

“La gente viene para comprarnos lo que va a consumir en el día y, quizá, los supermercados sintieron más el impacto de la caída de las ventas porque a ellos les suelen hacer compras grandes para el mes”, consideró el hombre.

Mariana, de La Bodega Frutas y Verduras (Chile 344), contó a este medio que la está “remando” por la constante suba de los impuestos y gastos generales del comercio. Sin embargo, aseguró que no traslada los aumentos a sus productos para no crearles otro problema a los clientes. “La gente tiene los mismos problemas que nosotros. Es por eso que apuntamos a absorber el aumento con la creencia de que vender un amplio volumen de mercadería, aunque sea a bajo costo, nos va a permitir tener mejores números a fin de mes”, sostuvo.

También está la visión de Andrea, de Cada Día Market (Juan B. Justo 1051), quien señaló con sorpresa que hizo una comparación con los valores de los súper y se encontró con que los tiene más baratos. Puntualizó que aprovecha las ofertas de los proveedores, que por comprar una determinada cantidad de ciertos productos, le dan unidades de regalo.

Este es otro aspecto que les permite a los comerciantes sostener los precios y sacarles diferencia de entre 4 y 14 pesos a las grandes cadenas en ciertos artículos.

Además, algunos comenzaron a hacer pedidos más pequeños para que no les queden sobrantes de mercadería y tener un mayor control sobre los aumentos que aplican los proveedores. Las cuentas casi no cierran para los almaceneros, pero buscan salir a flote.

LEÉ MÁS

Informe: los productos esenciales son bajos en calidad nutricional

El papá trans neuquino que con sus hijas lucha por la identidad

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído