El alto costo en las chacras disparó el éxodo boliviano

En la región las familias se van por la suba de alquileres y semillas.

Adriano Calalesina / adrianoc@lmneuquen.com.ar

"Ya no podemos comprar la semilla de tomate, nos piden 40 mil pesos y no los tenemos”, dice Miguel, un joven de 30 años que desembarca por temporada a Centenario a trabajar cinco hectáreas de verduras.

Te puede interesar...

Miguel no es Miguel. No da su nombre porque aprovecha los tres meses que tiene para estar en el país para trabajar las tierras y volverse a Bolivia con algo de dinero. Ese círculo económico fue próspero durante bastante tiempo para muchos de sus compatriotas, pero hoy parece haber llegado a su fin.

Es que la suba del dólar, sumada al arrastre de la crisis, lo llevó a no poder sostener los costos para producir tomates y rúcula.

La situación es similar a la de muchos bolivianos que vinieron en estos últimos años y que tienen que volverse también por el aumento del alquiler de las chacras, que duplicaron su precio en un año.

El fenómeno ya no es una sensación sino que fue confirmado por el cónsul de Bolivia con asiento en Viedma, Néstor Condiorí, quien estuvo recibiendo cientos de trámites de familias que necesitan la doble nacionalidad de sus hijos para retornar a su país de origen.

boliviano ladrilleros

“Los compatriotas que han llegado hace cinco años atrás son los que están regresando. Los demás están totalmente enraizados en cuanto a las familias y los hijos. Esperemos que este problema económico se supere para que puedan seguir desarrollándose”, expresó el cónsul a LM Neuquén.

Lo que sucede en las chacras de verduras de Centenario es similar a lo que viven los bolivianos que hacen ladrillos en Allen o Cinco Saltos, que deben sortear altos costos para sobrevivir en la región.

A las tres de la tarde de un viernes, los huerteros bolivianos están descansando. Es el último día en que el Mercado Concentrador de Neuquén funciona hasta la una de la tarde y aprovechan para dormir. No gozan de muchas horas porque el domingo a la madrugada tienen que regresar fuerte al trabajo. Sobre todo en marzo, época de siembra de algunas verduras.

boliviano ladrilleros

En Centenario, hace tiempo que algunas familias ya no trabajan la tierra y abandonaron algunas fincas, como la Chacra de Los Militares, un espacio que siempre fue cultivado por la comunidad.

Los chacareros que están en contacto con la comunidad y que les alquilan las tierra también viven este éxodo. “A los que les fue bien ponen tiendas y a los que es va mal se vuelven a Bolivia”, describió un antiguo productor.

bolivianos

El cónsul atendió a cientos de familias en Centenario

Madres con dos y tres hijos que necesita la nacionalidad boliviana para los que nacieron en Argentina, algunos que tramitan el nuevo DNI de ese país y otros trámites que no pueden hacer por vivir lejos del consulado de Viedma. Esas fueron algunas de las postales que se vivieron durante cinco días en el Consulado Móvil de Bolivia que estuvo durante cinco días en la localidad de Centenario y que recibió la demanda de muchos ciudadanos bolivianos de la región.

El consulado boliviano atendió en la delegación del barrio Eluney de Centenario, a través de la gestión de la Dirección de Atención al Ciudadano, a cargo de Natalia Cimolai. Por esa delegación pasaron cientos de personas que fueron atendidas por distintos trámites durante ocho horas.

Se confeccionaron certificados de nacimiento, matrimonio y defunción, doble nacionalidad de 0 a 12 años, antecedentes policiales para Migraciones, asesoramiento legal y migratorio y renovación de la cédula de identidad.

“Muchas familias han vivido durante 30 o 40 años en Argentina y tienen hijos que son argentinos; ahora por la crisis económica algunos de ellos se quieren volver a su país pero necesitan obtener la doble nacionalidad para no tener problemas”, explicó el cónsul boliviano, Néstor Condorí.

Es la cuarta vez que el consulado desembarca en Centenario, donde viven al menos 500 familias bolivianas, algunas residentes en forma permanente y otras que migran en forma temporaria por el trabajo rural.

Durante los 90 hubo una masiva inmigración boliviana a Centenario y los alrededores, debido a que muchos chacareros abandonaron la producción de peras y manzanas y alquilaron las tierras para la producción hortícola. El fenómeno derivó en el crecimiento de una pequeña economía local.

bolivianos

LEÉ MÁS

Podrían rematar cientos de chacras en el Alto Valle por millonaria deuda con la AFIP

Deudas con la AFIP dejan a chacareros al borde del remate

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído