El clima en Neuquén

icon
Temp
83% Hum

El Amazonas, de pulmón del mundo a empeorarlo

La gran selva ya libera más gases de los que absorbe.

Una nueva investigación confirmó que el Amazonas está acercándose a un punto de inflexión ecológico y advirtió que la situación es mucho peor de lo que se creía: la selva tropical más grande del mundo está liberando más gases que atrapan el calor de los que almacena en las plantas y el suelo.

El estudio, que fue publicado en la revista Frontiers in Forests and Global Change, contó con la participación de más de 30 científicos y es la evaluación más completa de la influencia de la cuenca del Amazonas en el clima global hasta la fecha. "Lo más probable es que esté calentando la atmósfera de la Tierra, no enfriándola, y solo se espera que el efecto preocupante aumente", alertaron los especialistas, quienes explicaron que los incendios, la sequía y la tala de tierras son los causantes del déficit. Además, indicaron que ya no se puede contar con "el pulmón del mundo" para ayudar a compensar las emisiones de gases de efecto invernadero de las actividades humanas, es decir, la quema de combustibles fósiles.

Te puede interesar...

A diferencia de informes anteriores, esta investigación contó todos los gases que calientan el ambiente local y llegan a la atmósfera, y analizó los impactos directos de las actividades humanas en una de las mayores reservas de carbono de la Tierra. "Talar el bosque está interfiriendo con su absorción de carbono, eso es un problema. Pero cuando comienzas a mirar estos otros factores junto con el CO2, se vuelve realmente difícil ver cómo el efecto neto no es que la Amazonía en su conjunto esté realmente calentando el clima global", le dijo a National Geographic el ecólogo y autor principal del estudio, Kristofer Covey, del Skidmore College de Nueva York, Estados Unidos.

La pérdida en este bosque es tan grave que algunos científicos estimaron que la selva tropical podría pasar de un sumidero de carbono a una fuente de carbono que libera más CO2 del que puede contener en 2035. Otra preocupación es que con el incremento de las actividades ilegales de desmonte de tierras, la región se esté acercando rápidamente a un catastrófico "punto de inflexión" en el que el Amazonas se ve empujado al borde y se convierte en otro ecosistema mucho más seco. La deforestación, un 60% más alta que hace 10 años en el lugar, cambia los patrones de lluvia y alza la cantidad de luz solar que refleja el Amazonas a la atmósfera, donde aguardan los gases de efecto invernadero.

El equipo reconoció un grado de incertidumbre en sus resultados, que atribuyen a la falta de datos de algunas partes del Amazonas, especialmente sus sistemas fluviales serpenteantes, y a las características ecológicas únicas de un bosque tan grande que crea su propio clima. Aún así, con los datos disponibles, el resultado rotundo de su análisis es que el Amazonas está liberando más gases que atrapan el calor de los que almacena, creando un efecto de calentamiento neto en la atmósfera de la Tierra.

La contaminación, en niveles alarmantes

Una investigación china evidenció que un año después del inicio de la pandemia, la contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2) están volviendo a los niveles anteriores al COVID-19 y continuará su tendencia en aumento.

El satélite Copernicus Sentinel-5P analizó las concentraciones medias mensuales del N02 en las partes central y oriental de China en febrero de 2019, febrero de 2020 y febrero de 2021. El año pasado, los valores cayeron hasta un 35%. Ahora, el promedio se situó en torno a lo observado antes del hallazgo del coronavirus y en algunos sitios, lo sobrepasa.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

20% Me interesa
10% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
70% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario